El juego por las curules

- en Opinión

Salvador Muñoz / En el PRI, la gran preocupación que se tiene en estos momentos es quién será el candidato a la gubernatura. Por un lado, los pepistas parecieran estar conforme con dar paso a los hectoristas para que vaya el choleño por el 2016, pero se angustian de pensar que pueda ir otro que no sea Yunes Landa.

Eso ocurre en el PRI… realmente en la sociedad, en su conjunto, ajena al burocratismo, es seguro que poco le importe si va un Yunes, otro Yunes, un Silva o el que sea. Al final, quien sea el candidato, para la gente, el pueblo, cualquiera de ellos representa a un partido que por diversas regiones del estado lo responsabilizan de haber abierto la caja de Pandora de donde escaparon todos los males que aquejan al veracruzano: inseguridad, desempleo, carestía, etcétera.

Así, entonces, ¿el candidato del PRI por la Gubernatura ha de apostar a su figura aunque para ello deje a un lado sus amados colores y siglas, casi como ocurrió en la contienda electoral reciente? Yo creo que sí.

II

Es entonces más seguro que cualquiera que sea el candidato del PRI a la Gubernatura la va a tener muy dura… la elección… ¡y no soy chino!

¡Ah! Pero si eso es el ámbito de la Silla Mayor, ahora imaginen en el cosmos de la Silla legislativa, o de las curules…

Mucho se habla de que algunos funcionarios allegados al duartismo pretenden ocupar un espacio en el Palacio de Encanto. La ocurrencia inmediata es pensar que van por fuero. Yo no lo creo. De un modo u otro, imagino, han de cuidarle las espaldas al que se va y de refilón, al que llega, muchos dando por hecho de que el PRI va a ganar…

Por eso se citan los nombres de Gabriel Deantes Ramos, Vicente Benítez, Juan Manuel del Castillo, Arturo Bermúdez Zurita y quizás otros que se me escapen.

¿Y cómo es que pretenden posicionarse estos personajes cuando la fama pública los condena? ¡Comprando su curul! Está de más decir cómo pero es más que obvio. Ya verá que pronto muchos han de descubrir sus “grandes virtudes” como políticos y gestores, si no es que ya algunos otros lo hicieron. Eso es el principio.

III

Bueno, pero eso es dentro del distrito donde la pobreza, la ausencia de educación y la sobrada de necesidades, donde estos tipos se vuelven los Mesías Prometidos… pero en distritos como, por ejemplo, Xalapa, donde además de ser conocido se debe también ser bien-nacido, uno se pregunta cuando se tiene en las dos curules que competen a la capital de Veracruz a Ricardo Ahued y David Velasco Chedraui, ¿qué candidatos mandar de su tamaño?

Hasta el momento, hay columnistas que citan a Rodrigo Montoya Rivera, secretario privado del alcalde Américo Zúñiga Martínez, como un prospecto a la curul. El peso específico lo pone el mismo edil, quien de un tiempo a la fecha no sólo confiere al joven actividades de acercamiento, roce y relaciones sociales, sino hasta en un momento dado, capacidad de respuesta. ¿Es bueno eso? Por supuesto, pues al final, quien gana, es la gente.

Por otro lado está Corintia Cruz Oregón, otra joven de intensa actividad política y también social… ¿quién respalda a esta joven “corazón de pollo” (por su altruismo hacia y por los animales y rescatista de perros y gatos)? si David Velasco Chedraui es agradecido, bien podría contar con su apoyo pues la joven no sólo es suplente del actual diputado, sino también fue parte activa en la incursión del empresario a la política cuando contendió por la alcaldía.

IV

A simple vista, si bien, cada citado tiene sus propias dimensiones, peso específico y pudiera en un momento dado contar con un gran respaldo, se podría decir que en Xalapa, los candidatos por distritos ya están dados… pero…

¿Y Ahued?

Si bien el empresario del plástico no es una persona que guste de hacer grilla y mucho menos intenta hacer grupos de poder o injerencia política, tiene amigos que, sin hacer mucho ruido o aspavientos, vienen trabajando tanto al ritmo que le gusta al diputado local como apoyando al alcalde con institucionalidad a toda prueba.

¿Quiénes son? Pues el director del DIF municipal, Adolfo Toss Capistrán; y el regidor primero Rogelio Álvarez Arroyo.

Sólo imaginen a estos dos candidatos con el respaldo de Ahued y Américo. En este escenario, quienes postulan a Rodrigo Montoya, difícilmente podrían matar este juego de mano. Corintia por su parte podría tener una ventaja: que en una de ésas, la equidad de género y David Velasco Chedraui fueran sus mejores aliados.

Este imaginario, mientras se define quién será el candidato a la Gubernatura pues una vez dado, a lo mejor hasta salen más aspirantes por una curul en el Palacio de Encanto.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.