Tres días después se puso a buscar a la madre de Rubí, habiéndola tenido de frente

altoHabiéndola tenido enfrente, sólo se le ocurrió pasar de largo y soltar una risilla nerviosa que le contagió a su esposa. Pudiendo detenerse para atenderla, para preguntar por su caso y como un acto de humanidad consolarla, el prefirió seguirse de largo. Al día siguiente “permitió” que un sicario de la comunicación criminalizara a la víctima. Pues en su cuenta de twitter el gobernador publicó que había tratado de hablar con la señora Araceli Salcedo, madre de Rubí, la joven que fue levantada y que continúa desaparecida. A manera de justificación dijo que el asunto de la señora era tan serio como para tratarlo en la banqueta. Pero el asunto de la señora Araceli no fue tan serio como para detenerse y siquiera darle un gesto de consuelo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Si sus autoridades hicieran el mínimo trabajo que les corresponde en la Fiscalía del Estado estaría en el expediente como contactar a la denunciante de la desaparición, en fin solo salen a exhibir su incompetencia y falta de voluntad de devengar el sueldo y lo que se roban

  2. el poder no es para siempre ve a granier en la carcel ojala pronto esta marrana este enchiquerada ojala yunes linares llegue a la gubernatura para que lo meta la carcel a ver si sigue riendose el gordo berrinchudo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.