¿Quién por el PRI?

PRI
Quién para el PRI en Veracruz de cara a los comicios del 2018 FOTO: JORGE MANRIQUE
- en Opinión

Jorge Manrique / 

*Cuitláhuac entrega malas cuentas. *261 mil votos menos para Morena en esta elección. *Héctor Yunes va por la revancha. *Pepe Yunes busca línea desde México. *Renato sale por la puerta chiquita. *Américo el traidor quiere la silla del PRI. *Los judas del PRI en San Lázaro. * Chiqui Yunes pone la muestra de cómo se gana una elección. *Regina Martínez en el olvido.

*Este siete de Junio, sigue siendo un día en que no hay nada que festejar, los días pasan y el caso de Regina Martínez, sigue en el olvido. ¿Hasta cuándo?… 

¿Quién dará la cara por el PRI en las próximas elecciones? Los dos Senadores Yunes, alzan la mano; piden ser los próximos candidatos al gobierno de Veracruz, ambos tienen los méritos necesario para ser quienes abanderen el regreso del PRI al poder.

¿Qué tipo de candidato requerirá el PRI para el 2018? José Francisco, es un político que se caracteriza, por su calma mesurada, tiende a ser en extremo cuidadoso de sus palabras y no le gusta confrontar. Héctor con la bravura que lo caracteriza, es un político que no se anda con rodeos; que confronta y da la cara por su partido.

Ambos cuentan con una trayectoria impresionante, ambos han sufrido derrotas en las urnas, ambos han sido traicionados, ambos tienen carisma y el electorado les responde, ambos quieren ser gobernador.

Héctor asumió con toda responsabilidad el desafío el año pasado; compitió en las pasadas elecciones y perdió; vivió en carne propia las traiciones de un grupo de priistas encabezados por Javier Duarte, quienes llevaron al PRI a su derrota.

Sobre Héctor Yunes Landa, no solo pesó la estela de corrupción, inseguridad, endeudamiento público extremo y nula inversión pública, que caracterizado al gobierno de Duarte; Héctor también enfrento al grupo de Erick Lagos, Alberto Silva, Gabriel Deantes, quienes apoyaron el crecimiento de Morena, por indicación del entonces gobernador Duarte y son los responsables de sepultar al PRI en la entidad.

Es por eso que el senador Héctor Yunes Landa reactivó desde Mayo su “Casa de Gestión Legislativa” en la capital del estado. Para Héctor, la derrota quedó en el pasado, hoy ve para adelante y está listo para buscar la revancha.

En tanto José Francisco buscara desde México la bendición para traer de regreso al poder a su partido. Alza la mano y respetuosamente se encarta en la sucesión rumbo al 2018.

En tanto Renato, sale por la puerta chica del partido, se le recordara en la historia del PRI como lo peor de lo peor.  Américo Zúñiga levanta la mano, pese a las traiciones que le hizo a Montano… Falta por saber ¿cuándo serán expulsados los saqueadores de Veracruz con fuero en San Lázaro? es pregunta.

Cuitláhuac entrega malas cuentas…

Ahora que el proceso electoral del Estado de Veracruz está por concluir y que solo quedan por resolver algunas impugnaciones, observamos como las aguas vuelven a su nivel, se pueden observar de mejor manera las ganancias que obtuvo cada uno de los partidos.

Los números son fríos en el reacomodo de las alcaldías; el gran perdedor es Cuitláhuac García; quien entrego malas cuentas al Dios Peje. El primer periodista en hacer el análisis fue mi querido Ignacio Carvajal, quien realizo un comparativo de los votos obtenidos hace unos meses por el partido de Andrés Manuel.

Estos son los votos que sacó MORENA en la elección para gobernador en 2016: 809, 954 votos. Y los votos que sacó en las municipales del 2017: 549,475. Es decir, 260,479 votos menos. Y claro sin el financiamiento de Javier Duarte de Ochoa y aun con la operación política de Gabriel Deantes a su favor en estas elecciones.

Cuitláhuac García, volverá a competir esperando que la inercia del Rayito de la esperanza; del salvador del pueblo mexicano; del Dios peje; lo unja como el próximo gobernador de seis años.

Sin embargo veremos que podrá hacer el legislador federal cómplice del saqueo, en unos meses para poder ganar esos votos que ahora ya no son más de Morena. Cuitláhuac llegara rumbo al 2018, sin financiamiento de Duarte, sin el  apoyo de Gabriel Deantes, ni del alcalde Américo Zúñiga. Quizás solo queden los nuevos alcaldes para que financien su proyecto y el de López Obrador… al tiempo.

#Para Concluir:

Miguel Ángel Yunes Márquez, es sin duda un político de alturas, gratamente dio muestras de ser todo un estratega electoral, demostró cómo se gana una elección de manera contundente en las urnas, y por si fuera poco la gente lo arropa; pasara a la historia como el alcalde que transformo a Boca del Río y lo convirtió en la joya del golfo de México; vive quizás su mejor momento como político y está listo para lo que requiera su partido… Nos leemos próximamente del otro lado del Cristal.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*