Marching Band, el gran negocio

Marching
Xalapa, Ver. Marching bang en Veracruz Foto: Miguel A. Carmona/Fotover.
- en Opinión

Sabino Cruz V. / Por diferentes medios se difunde la participación de los Búhos Marching Band México en el Tournament of Roses – Rose Parade en Pasadena California, USA, de la Escuela Secundaria Técnica No. 3 de la ciudad de Xalapa, bajo la dirección del señor Eric Mota Reyes. Evento al que asisten por cuarta ocasión y del cual seguramente será motivo de orgullo para los participantes, sus padres, directivos y autoridades de la Secretaría de Educación de Veracruz, pues ya es habitual que una banda musical formada por adolescentes púberos (as) asistan este tipo de eventos deportivos y/o comerciales, dentro y fuera del país.

Sin lugar a duda, la experiencia que los estudiantes de las escuelas oficiales: General 5 y Técnica 3 de la ciudad de Xalapa, principales embajadoras de la SEV, les debe dejar una huella imborrable. El conocer países a temprana edad es algo que siempre recordarán y seguramente contarán a los hijos, cuando llegue el momento de tenerlo.

Como tampoco debe ser fácil de olvidar las altas erogaciones que los padres deben hacer para que sus vástagos cumplan con el compromiso de ir a representar al Estado. Gastos que van desde la compra del instrumento: clarinete, flauta transversal, saxofón alto o tenor, piccolo, trompeta, trombón, tuba, melofono, bombos, tambores, multitenor, snares, platillos, xilófonos y campanas; uniforme, indumentaria, maquillaje, adornos, bastones, banderas, e imprevistos.

A esta “inversión” se suma el costo del vuelo internacional para el hijo/hija, la visa, la maleta, ropa apropiada para el viaje, hospedaje, alimentación, seguro médico y algunos dólares para compra de souvenir. Asimismo debe aportar una cantidad para cubrir el pago por los servicios de la Organización Cultural de Intercambios Internacionales, agencia responsable de conseguir la “invitación”; y cuyo representante se le deba cubrir, además, los gastos de traslado y viáticos para que de fe de la calidad del grupo.

Otra cantidad que debe ser cubierta, es para apoyar la compra de pasaje al director de la escuela e invitados que “cuidarán” a sus hijos, al director general, el director administrativo, el director musical, y, en algunos casos, a algún Jefe de Sector o Supervisor.

Al prorrateo de esta fuerte suma de dinero, en algunas ocasiones tanto el gobierno del Estado de Veracruz, como el H. Ayuntamiento de Xalapa, y la Sociedad de Padres de Familia, le ha entrado con algunos miles de pesos. Sin que esto signifique que disminuya el recurso que debe aportar el pariente del/la joven músico.

Al gran negocio que para algunos vivales representa “contribuir a ser un buen ejemplo de que la juventud bien encauzada puede dedicar su tiempo a cosas buenas y productivas”, hay que agregar la convivencia que se da, lejos del hogar y del país, entre estudiantes de entre 12 y 15 años con alumnos de preparatoria y universidad. Lo que hace imposible que un pequeño grupo de “cuidadores”, garanticen la integridad física/psicológica, como en el caso de la Búhos Marching Band de la Técnica 3, de 130 músicos y bailarinas o más.

Regular la continuidad de este tipo de actividades, que dicho sea de paso le dieron lustre y prestigio al señor Herrera Beltrán y Duarte de Ochoa, además de beneficio personal a los responsables depromover que en la capital veracruzana las bandas musicales se volvieran un fenómeno social en las escuelas”, entiéndase director de escuela y de la agrupación musical, es una acción que no debe esperar más tiempo.

Estos Paredes no solo merma la economía de las familias, atenta contra la inocencia de los cientos de adolescentes, también inciden en el alto índice de rezago educativo y eficiencia terminal de la Entidad. Parte del problema por la mala formación que recibe los estudiantes, al menos de las escuelas que presumen contar con la mejor Marching Band del país, se debe al ausentismo y complicidad de las autoridades educativas para justificar el incumplimiento de actividades escolares.

Así como en su momento el señor Herrera Beltrán decretó regular la concurrencia de niños y niñas a eventos deportivos: “… La disposición que antecede se aplicará de la misma forma, cuando se realicen eventos deportivos, culturales, educativos y actos cívicos en lugares y zonas del Estado que presentan temperaturas extremas, a fin de evitar cualquier daño en la salud de los niños y niñas de educación básica (Art. 2, GO No. Ext. 40 de 5 de febrero de 2010), corresponde al Ejecutivo actual o a los diputados de la LXIV Legislatura, emitir un Decreto que limite la participación en desfiles deportivos/comerciales de esta naturaleza.

El señor Yunes Linares o algún diputado local, debería analizar el costo/beneficio real que representa para la educación pública el promover, y en su caso subvencionar, este de tipo de “embajadas educativas”

Comentario Breve

En día pasados leí en el Facebook del señor Uriel Flores Aguayo, subsecretario de desarrollo educativo de la Secretaria de Educación de Veracruz, que está analizando el cambio de titular del Instituto Superior de Música (ISMEV). Declaración que valoro, en tanto que muestra interés por atender las necesidades de una institución musical, que fue prácticamente borrada de la vida musical del Estado por la administración del señor Duarte de Ochoa.

La elección del próximo director del ISMEV, confió en que recaerá, no únicamente en un músico con trayectoria, sino también en la persona que tenga capacidad de gestión, liderazgo, visión humanística, y con amplio conocimiento acervo musical del Estado. El presente/futuro de los jóvenes que ahí estudian está en manos, ahora, del señor Flores Aguayo.

Por otro lado, son reprobable los actos vandálicos que se han realizado en varias ciudades del país, el bloque de algunas vías de comunicación y el incendio de varias gasolineras. El alza al precio de los combustibles, para nadie, bajo ninguna circunstancia, será aceptable, eso lo tengo claro. Cómo tampoco será una solución endeudar al Estado para atender las necesidades de salud, alimentación, vivienda, etcétera de los grupos en situación de pobreza y/o marginación. Encontrar el punto de coincidencia demanda la inteligencia de todos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*