¡Urge cambio en Xalapa!

Xalapa
Palacio Municipal de Xalapa FOTO: AYUNTAMIENTO DE XALAPA
- en Opinión

Irineo Domínguez Méndez / ¡Como están las cosas, Xalapa está perdida para los morenos! Recién inicia el año y los ciudadanos resienten – nuevamente – los desatinos del alcalde (con minúscula). La cuesta de enero del gobierno municipal se ha cargado a la cuenta de los habitantes de Xalapa. El pago de impuestos y servicios reflejan aumentos indicando quienes serán los paganos; el predial y el servicio del agua son los medios idóneos utilizados por el munícipe. Lo peor, es la ignorancia sobre la existencia de la transversalidad de comunicación e información que persiste en las dos áreas que recaudan estos pagos. Por un lado, la CMAS de Xalapa tiene padrones actualizados de los usuarios de este servicio; por el otro, la tesorería está hecha caca y embarra a muchos ciudadanos con su incapacidad. Pone en peligro la salud de los ciudadanos de la tercera edad y, por ende, a los familiares de éstos; conducta contrapuesta a las medidas sanitarias emprendidas por el alcalde al cerrar el centro de la ciudad.

Paso a explicarme; acudir a pagar el servicio del agua potable, aprovechando el descuento por pago anticipado que se otorga a los usuarios de la tercera edad, resulta un trámite rápido y eficaz; la CMAS Xalapa tiene actualizado el padrón referente a este tipo de personas, basta identificarse al realizar el pago. Desafortunadamente, no sucede lo mismo en la tesorería del ayuntamiento, donde la torpeza del alcalde continúa manifestándose. Esta área “actualizó”, el año pasado, el padrón de contribuyentes de la tercera edad que pagan impuesto predial, informando que no sería necesario realizar más trámites para pagar con descuento este año: ¡resultó otra falacia del alcalde! Durante la primera semana de enero se distribuyeron, entre los contribuyentes, las notificaciones que indican quienes están empadronados y tienen derecho al descuento por pago anticipado; al acudir a realizarlo a cualquier oficina receptora autorizada, las notificaciones emitidas por el ayuntamiento NO sirven para tal efecto. Se informa a los contribuyentes acudir a empadronarse otra vez, por indicaciones de sus superiores (léase alcalde).

Ni modo, tenemos que acudir al palacio municipal y ¡sorpresa! Hay fila para acceder al interior del palacio; no se respeta la sana distancia, los contribuyentes “están revueltos”; se exponen al contagio los de la tercera edad; los tumultos, aunque no exagerados, existen. ¡El alcalde es tan retrógrada como incongruente! Cierra el centro de la ciudad los fines de semana para evitar aglomeraciones perjudicando al comercio y las fuentes de trabajo; pero, no evita cobrar impuestos y servicios de manera desordenada y peligrosa. Las familias de los xalapeños le importan un cacahuate. Por mi parte, ya puede irse preparando para irse al rancho de AMLO: a “la chingada”.

Al empadronarse otra vez, se recibe, como comprobante de empadronado de la tercera edad, el mismo documento que el año anterior con la misma foto; solo corroboran datos personales, para lo que solicitan credenciales de elector y de Inapam. ¡Qué poca …! Exponer a la gente por total negligencia e incapacidad del alcalde. Lo bueno es que este año se va y, ojalá, muy lejos, hasta el rancho referido.

Prevenir los contagios cerrando calles de acceso al centro de la Capital durante tres o cuatro días a la semana es un engaño más que se hace a la población. Afecta, principalmente, a los empresarios que invierten sus recursos en capital de riesgo, es decir, creando fuentes de trabajo, que no solo “ganancias” como dijo Hipólito. Los comercios “sí” cumplen con el protocolo sanitario; de no hacerlo, podrían ser sancionados por la dirección de comercio o la de protección civil del ayuntamiento. El alcalde es quien lo viola y la SSA lo permite. ¡Pésimos gobiernos sufrimos!

Otro sí digo. – En ciudades como Veracruz, Xalapa, Boca del Río y otras de importancia, Morena carece de candidatos de peso y de pesos. Retomando palabras que alguien dijo: “la caballada está muy flaca”

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.