Políticos Cocacola

Cocacola
Políticos Cocacola FOTO: WEB
- en Opinión

Salvador Muñoz / ¿Tiene diarrea? tome cocacola… ¿tiene dolor de cabeza? tome cocacola… ¿siente que le baja la presión? tome cocacola… pues esos mismos poderes curativos que se le atribuyen a dicho refresco, muchos columnistas confieren a algunos políticos… y puede ser de lo más normal, porque a veces, funcionan… me refiero a los “milagros” de la gaseosa. 

Ejemplos de estos “políticos cocas” pudieran ser Ricardo Ahued Bardahuil así como Miguel Ángel Yunes Márquez, aunque es seguro que haya más, quizás no en el tamaño “familiar” que pudieran representar para algunos estos dos personajes. 

En el caso del empresario plástico, sus bondades no sólo se extienden a Morena, partido en el que tuvo cobijo, sino que también hay priístas y alguno que otro panista que confía en él como “santo remedio”… ¿santo remedio para qué? ¡Ah bueno! Ricardo Ahued es medicina para muchos males: 

a.- Para “sustituir” a Cuitláhuac en una de las tantas renuncias al poder o invitaciones al Gabinete de AMLO que “le han hecho” en el imaginario político… 

b.- Para enderezar el Titanic en que se ha convertido el gobierno de Cuitláhuac, así fuera como secretario de Gobierno… 

c.- Hasta como candidato a la alcaldía en aras de que Morena mantenga la capital del Estado y a sabiendas de que hasta el momento, ninguna de sus precandidatas ubicadas en el Congreso local o federal, levantan vuelo cual cóndor después de atascarse con un animal muerto… 

En el caso de Miguel Ángel Yunes Márquez es de todos conocidos el “lamento boliviano” que cantan muchos panistas al ver el papel de García Jiménez como Gobernador y generan en su imaginario que de seguro, Chiquiyunes estaría haciendo un mejor papel que éste… algo así como cuando hace un chingo de calor y tu cuerpo te demanda una coca bien fría que hasta te la saboreas mientras vas camino al refri… aunque ya cuando abres la puerta, te das cuenta que estás a dieta, y te jodes, ¡a tomar agua! 

No obstante eso, apenas hace menos de dos meses o si no un poquito más, hay quienes primero vieron a Chiquiyunes como la mejor opción para contender por la alcaldía de Veracruz (aunque igual pudiera hacerlo por Boca y si quieren, hasta por Xalapa… les digo, es un remedio para el municipio que se les antoje). 

Sin embargo, las condiciones al interior de su partido, como que no le son favorables porque todo indica que al Chapito (paradójico) quizás no le guste la coca… ¡a lo mejor Pepsi! 

Pero los poderes curativos de este “político coca”, al igual que Ahued, no se circunscriben solamente en el PAN, sino que se empieza a manejar que a Sergio Gil Rulllán (otro caso paradójico) ¡no le gusta el refresco de naranja! y siente cierta adicción por la cocacola… es decir, aseguran que le ve como más perfil de “ciudadano” que de “político” a Chiquiyunes… y en una de ésas, pudiera ser la solución a la candidatura por el Puerto en el partido de Dante: un “refresco político” de cocacola sabor naranja! 

Por cierto, en el grupo de los Yunes como en el espectro más amplio de fans de Ahued, a ambos los ven como “remedios refresqueros” para este 2024… 

Por supuesto, en un mercado político, ambos están en las condiciones de participar, salvo por un ligero detalle: habrá que ver cuál de éstos tiene exceso de calorías, azúcares, sodio y cafeína, cosas que la mayoría de los políticos tienen, y así como van las cosas, tenemos que checar su etiquetado y ver cuál creemos es el menos dañino a la hora de que nos quieran vender su marca… 

[email protected] 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.