Ricardo Ahued en Línea Caliente, los veracruzanos lo quieren ver como gobernador; Ahued sabe que su responsabilidad, ahora, está en el Senado

Ahued
Ricardo Ahued en ‘Línea Caliente’ FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Entrevistado en el conversatorio de Línea Caliente el senador Ricardo Ahued deja muy clara su postura sobre los rumores que ya lo colocan como gobernador sustituto de Veracruz. Ricardo Ahued tiene una responsabilidad que está cumpliendo, la de senador de la República, por lo que no anda buscando sustituir a Cuitláhuac García, con quien mantiene una relación de respeto, lo mismo que con otros funcionarios con los que han buscado confrontarlo. De hecho, el senador Ahued no sabe quién suelta esos rumores o noticias falsas, ni sabe cuál es la intención de esos mensajes. En este conversatorio participó la periodista Claudia Guerrero, el periodista Mussio Cárdenas, Édgar Hernández y el director de Libertad bajo Palabra, Armando Ortiz. Ricardo Ahued no evadió con sus respuestas a esos cuestionamientos que pudieran resultar incómodos, como la pregunta directa de Claudia Guerrero sobre su inasistencia al informe de gobierno del gobernador, o el tema de las alianzas, o su parecer sobre las pifias del Congreso de Veracruz. Sus respuestas muestran a un político más hecho, fiel a su congruencia; honorable con sus amigos, a pesar de que algunos los quieran poner como sus adversarios. La participación del público en este conversatorio fue interesante, pues hubo preguntas que requerían respuesta puntual, como el supuesto voto del senador al aumento de las gasolinas en el gobierno de Peña Nieto. La respuesta puntual del senador no dejó duda de que su voto, en ese entonces como diputado federal, fue para beneficio de Veracruz. Al final, una cosa queda clara, Ricardo Ahued goza del afecto de muchos veracruzanos, veracruzanos que ya lo ven ascendiendo hacia otras responsabilidades. Ricardo Ahued no se descarta, pero en este momento él tiene muy claro que su responsabilidad es como senador de la República, al servicio de los veracruzanos.

Cuitláhuac García, su segundo apellido es “Lastre”; Arias Consultores lo coloca en el lugar 30 de 32 gobernadores; no son casuales los rumores de su salida

En su acepción más precisa, lastre significa piedra de mala calidad. Algunos diccionarios como el de la RAE definen lastre como “material pesado, como arena o agua, con que se cargan una embarcación o un globo aerostático para aumentar su peso, y que al ser soltado les hacen ganar ligereza”. Pero lastre también significa: “Persona o cosa que entorpece o detiene algo”. Esto último es Cuitláhuac García, un lastre para la Cuarta Transformación, un lastre para el gobierno de Veracruz, un lastre para su partido Morena. Cuitláhuac García es el gobernador de Veracruz y su papel dentro del gobierno debería ser el de agilizar los procesos de bienestar y progreso de los veracruzanos. Sin embargo, ha sucedido todo lo contrario. Es por ello que, en las encuestas, el trabajo de García Jiménez, es considerado de lo peor. En la encuesta de Arias Consultores que ya se puede consultar en línea, Cuitláhuac García se encuentra en el lugar 30 de los 32 gobernadores de México. Sólo está por encima de Miguel Barbosa y Silvano Aureoles. Cuitláhuac García apenas alcanza el 15.9 por ciento de aprobación entre los veracruzanos. Es decir, de cada 10 veracruzanos, ni siquiera 2 están de acuerdo con su gestión; más de 8 lo desaprueban. No es casual entonces que a cada rato se anuncie la salida del gobernador de Veracruz, ahora que se puede. Si bien, el único que puede decidir su salida es López Obrador, los rumores de su salida se van convirtiendo en un clamor que tarde o temprano tendrá que llegar a los oídos del presidente de México.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.