Si López Obrador pudo hablar mal de Jaime Cárdenas, puede hablar mal de cualquier persona, menos de él

Cárdenas
Andrés Manuel López Obrador y Jaime Cárdenas FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Nada más eso faltaba. Quizá los chairos de ahora, plaga que es consecuencia de la cosecha de 2018, no sepa quien es Jaime Cárdenas; tal vez no estén al tanto de la honorabilidad e integridad de este académico que cuando fue consejero del Instituto Nacional Electoral defendió los triunfos de la izquierda. Valdría la pena recordar sus intervenciones como diputado durante el gobierno de Calderón y de Peña Nieto, simplemente magistrales. Jaime Cárdenas salió porque en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado estaban robando lo devuelto. Es seguro que Cárdenas informó de esto al presidente, pero el presidente no hizo nada, como tampoco hizo nada cuando le informaron que la corrupción seguía en aduanas, la corrupción en Semarnat, la corrupción en el IMSS, la corrupción en otras tantas dependencias. Ahora bien, no se esperaba que el presidente López Obrador hablara mal de Jaime Cárdenas, quien le diera una lección de congruencia. López Obrador reconoció que Jaime Cárdenas tuvo falta de ganas y miedo para combatir la corrupción en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado: “Era lo que tenía que hacer Jaime, pero no le entró. Ayer hablábamos que para ser servidor en un proceso de transformación se necesitan ganas, convicciones y arrojo, y no rendirnos. Ayer dije que el que se aflige se afloja, ni modo que enfrentemos un problema y nos de depresión, nos inmovilicemos y no hagamos nada”. Si López Obrador pudo hablar mal de Jaime Cárdenas, puede hablar mal de cualquier persona, claro, menos de él.

Vecinos de Juchique dicen que Ernesto Cuevas y su hermano pasan por alto medidas de sanidad, la policía los pone en orden y entonces se hacen las víctimas

Fueron los vecinos de Juchique de Ferrer los que se comunicaron con Libertad bajo Palabra para asegurarnos que el subsecretario del Medio Ambiente del gobierno de Cuitláhuac García, Ernesto Cuevas, se siente dueño del pueblo. Con regularidad se le ve a él y a su hermano subido en su troca, manejando alcoholizados; es lo que cuentan los vecinos. Al parecer la noche del lunes, el hermano de Ernesto Cuevas, Cruz Cuevas, había estado pasando por alto, una vez más las medidas de sanidad impuestas a cualquier municipio. Dicen los vecinos que estaban tomando cerca de las canchas, su lugar favorito de reunión. A ese lugar acudieron las autoridades para ponerlos en orden. Pero como los Cuevas se sienten dueños de Juchique se le pusieron al brinco a las autoridades. Dice Cruz Cuevas en un video que el mismo grabara, que la alcaldesa Lizbeth Portilla le dio una cachetada, que lo agredió al pobrecito. Pero también dice que después de ser agredido la policía lo persiguió a él. ¿Cómo ve usted eso? Ernesto Cuevas, el “Gallo Bolo”, acudió a un medio oficialista para arremeter contra la alcaldesa y decir que era una persona sanguinaria. ¿Ya se le olvidó a Ernesto Cuevas cuando lo detuvieron elementos de SSP en su camioneta, alcoholizado, y después dijo que lo estaban acosando y reprimiendo? Los Cuevas en Juchique gozan de mucho repudio, pero a fuerza de mañas quieren recuperar la alcaldía que ya tuvieron en un tiempo, pero sólo se dedicaron a malandrear, cosa que saben hacer muy bien.

El tema de la contaminación de la Granja Porcícola “Los Pinos” ubicada en El Lencero, llegó a oídos de López Gatell; ¿hará algo el subsecretario de Salud?

En una de las conferencias de prensa de la Secretaría de Salud, un periodista abordó el tema de la Granja Porcícola “Los Pinos”, ubicada en El Lencero, municipio de Emiliano Zapata. Con información que salió publicada en Libertad bajo Palabra, un periodista hizo del conocimiento de Hugo López-Gatell de la contaminación que provoca esa granja por sus desechos tóxicos: “En el municipio de Emiliano Zapata tienen una lucha de muchos años con un rastro ilegal que es un foco e infección, para todas las personas de ahí. Además de que tienen detectado de que a los animales que sacrifican ahí lo hace sin ningún tipo de norma. Las autoridades locales no han actuado. Piden que si la Cofepris siendo parte de su subsecretaría puede ir a revisar y ver cómo está esta situación porque ese sitio sigue operando en la ilegalidad”. El subsecretario López Gatell le pidió al periodista que le diera la información para investigar el asunto. La situación de la contaminación de la Granja Porcícola “Los Pinos” ha sido denunciada al alcalde d Emiliano Zapata, Jorge Mier, quien no ha hecho absolutamente nada; los mismos vecinos aseguran que ya lo centavearon. Pero tampoco el gobierno del estado ha hecho nada. Ni Sergio Rodríguez ni el bandolero Ernesto Cuevas han hecho nada, otros que también ya centavearon, aseguran los vecinos. Esperemos que ahora la instancia federal pueda poner orden, pues está en juego la salud de los pulmones de los vecinos de El Lencero. ¿Será que López-Gatell se muestre indiferente ante este foco de infección?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.