El andador que le quitaron a los xalapeños

Andador
Andador del Tajo FOTO: XALAPA ANTIGUO
- en Opinión

Jorge Díaz Bartolomé / En el rancho de don Sóstenes Melgarejo conocido como “La Ciénega de Melgarejo” se decidió crear en 1922 el “Jalapa Stadium” y un hospital en la loma donde se encuentra actualmente la clínica 11 del IMSS; una iniciativa de la Cámara de Comercio de Xalapa (1921-1922), la cual logró la desecación de aquella área; todo esto con la maquinaria y mano de obra de la Jalapa Railroad & Power Company (JRR&PC), que operaba en aquellos años la planta hidroeléctrica de Texolo y el Ferrocarril Jalapa-Teocelo. Como parte de aquellas obras de ingeniería, se logró abrir una loma a la llamaron “el tajo”, que serviría para drenar el agua de los terrenos de Melgarejo hacia Los Lagos; a partir de aquellos años, dicha abertura permitió comunicar a todas las personas que transitaban por la calle que hoy conocemos como Cayetano Rodríguez Beltrán con Los Lagos. Actualmente aquel andador ya no existe, como tampoco la cancha anexa al Estadio Xalapeño que sirvió durante décadas para las actividades deportivas de la juventud xalapeña.

Como este caso, podemos mencionar la cancha donde muchos años entrenaron los “Zorros Dorados”, la cual fue eliminada del mapa para construir un espantoso salón de lámina que se utilizó para las competencias de ping pong en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, actualmente son las oficinas de la Dirección General de Educación Física del Estado. Todo lo antes mencionado fue una arbitrariedad de la administración duartista, que teniendo la anuencia de la Dirección de Desarrollo Urbano de Xalapa en aquel momento, hicieron lo que quisieron. También llama la atención otro improvisado estacionamiento ubicado entre el Estadio Xalapeño y la loma de Rectoría, dicho espacio actualmente es para uso exclusivo del personal administrativo de la Rectoría de la Universidad Veracruzana y nadie que no tenga autorización previa, puede hacer uso de él. Pero todavía vamos más allá, dentro del ambicioso proyecto de la construcción del Paseo de los Lagos a principios d los setenta se logró comunicar la prolongación de la calle Belisario Domínguez con la calle Juan Rodríguez Clara –ubicada al otro extremo del lago– mediante un puente que atravesara el lago. Actualmente es un estacionamiento exclusivo para el personal administrativo de la Clínica 11 y a decir verdad, sí forma parte de los bienes del IMSS, ya que fue vendido por el Gobierno del Estado en una oscura transacción.

Como podemos advertir, las zonas urbanas en los alrededores del Estadio y Los Lagos han sufrido los caprichos de instituciones ¿porqué la actual administración municipal a través de la Dirección de Desarrollo Urbano no recupera, al menos el andador del “tajo”?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.