Mi río, regresaré después de la cuarentena, activistas suspenden guardia en el río Jalcomulco

Jalcomulco
«Suspendemos la guardia y regresaremos después de la pandemia», «Mi río, regresaré después de la cuarentena», se lee en las amplias mantas colgadas en el campamento "Centinelas del Río Jalcomulco" FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Jalcomulco, Ver. «Suspendemos la guardia y regresaremos después de la pandemia», «Mi río, regresaré después de la cuarentena», se lee en las amplias mantas colgadas en el campamento «Centinelas del Río Jalcomulco».

Las guardias y el movimiento nacieron hace seis años como resistencia y evitar que la empresa brasileña Odebrecth ingrese a la cuenca, pues su finalidad es construir una hidroeléctrica, pero los habitantes rechazan el proyecto por las afectaciones al entorno ecológico.

Desde enero de 2014, día y noche no han dejado de cuidar el río y sólo esta ocasión se retiran a sus casas en tanto pasa la pandemia del Covid-19, pero seguirán atentos a cualquier movimiento dentro del afluente.

José Milán, integrante del Colectivo de Pueblos Unidos de la Cuenca Antigua por los Ríos Libres (Pucarl) explicó que el campamento fue levantado provisionalmente, acatando las indicaciones de la Secretaria de Salud Federal para prevenir y evitar contagios de la pandemia.

«Esta decisión que tomamos fue concensada con el pueblo de Jalcomulco y con los grupos de guardia que están velando día y noche en el Campamento Centinelas del Río y como se viene esta contingencia de la pandemia, también era exponer a los guardias y sobre todo porque llevamos más de seis años constantes ahí».

Pero antes de tomar la decisión, los defensores platicaron y acordaron retirarse pero estarán vigilantes desde sus casas, acciones que se acordaron con autoridades tanto como ejidales como municipales.

«Platicamos tuvimos varias juntas con los jefes de grupo así como autoridades ejidales y municipales, quienes también nos hicieron la observación de hacer una pausa, pues Jalcomulco es un lugar muy conocido a nivel nacional e internacional por lo que decidimos retirar momentáneamente las guardias hasta que nos den luz verde y nos digan qué podemos regresar al campamento».

Este campamento, después de más de seis años continúa en pie, porque las autoridades estatales y federales no han dado certeza sobre la cancelación de la hidroeléctrica y en el momento que se firmen los acuerdos de no afectar al río, entonces podrían retirarse de manera definitiva.

José Milán envió un mensaje al Gobierno del Estado de Veracruz, puntualizando que momentáneamente retiran el campamento pero que el pueblo está atento ante cualquier amenaza y sin importar que haya contingencia o no, saldrán a defender el río.

«El mensaje es claro que nosotros como colectivo siempre velamos por la colectividad, por la salud de toda la gente y la prueba de esto es que estamos cuidando el río para beneficio de todos, momentáneamente nos vamos a retirar pero sin nosotros vemos cualquier situación el pueblo está avisado y está puesto, así tengamos una contingencia sanitaria vamos a responder ante cualquier embate que nos amenace».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.