El tramposo cae al “Pozos”; y ahora la embestida es contra quien le hizo la pregunta incómoda a la fiscal espuria

Pozos
Cuitláhuac García y José Manuel Pozos Castro FOTO: WEB

Dicen algunos que la pregunta que hiciera el diputado José Manuel Pozos, expresidente del Congreso de Veracruz, a la fiscal espuria, tenía como propósito desarmar cualquier intento de incriminarla. Comentan que Pozos debía preguntar si Guadalupe Hernández Hervis era prima de Verónica Hernández Giadáns. La respuesta ya estaba preparada, por cierto, muy bien redactada: «No voy a negar un parentesco; a la familia no se le elige, afortunadamente, a los amigos sí; pero ni por los amigos ni por la familia puedo yo responder, yo sólo soy responsable de lo que haga, de mis actos y de mis palabras».

En ese momento debían sonar los aplausos grabados y los vivas a la honestidad temeraria de la fiscal espuria. Pero lo que hubo fue silencio; pocos podían creer lo que acababan de escuchar. Verónica Hernández Giadáns reconoció su vínculo con los Zetas. Si esa era la jugada, entonces el tiro les salió por la culata.

Por cierto, ¿de quién fue la gran idea? Den el nombre de esa luminaria que supuso que reconocer el parentesco con una operadora de los Zetas los libraría de cualquier cuestionamiento. Ahora el objetivo es José Manuel Pozos, quien en algún momento aspiró a ser secretario de Gobierno. Ya ven, no entienden que en estas lides de la política «el tramposo cae al Pozos».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Y porque no pensar que Pozos lo hizo para hacer a un lado a Eric Cisneros Burgos?, quien a pesar de sus esfuerzos solo ha logrado puros traspiés para el gobernador, ellos deben salir por dignidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.