Primer año de gobierno de AMLO, una extraña mezcla de culto a la personalidad, fanatismo y agradecimiento

Gobierno
Primer año de gobierno de AMLO, una extraña mezcla de culto a la personalidad, fanatismo y agradecimiento FOTO: WEB

En una extraña mezcla de culto a la personalidad, fanatismo y agradecimiento, miles de mexicanos se dieron cita para celebrar el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Si bien es cierto que muchos mexicanos asisten por su propia voluntad, resulta indignante que los gobiernos estatales se aprovechen de sus puestos de mando para obligar a los empleados a asistir a este evento.

En una práctica de acarreo al estilo priista, miles de asistentes fueron transportados en condiciones insalubres y sin botellas de agua y alimentos, ya que cada asistente debía sufragar sus propios gastos. Al menos el gobierno de Veracruz organizó el traslado mediante dependencias gubernamentales, que tenían determinado cuantos camiones debían utilizar.

Es cierto que los funcionarios de medio pelo debían justificar su asistencia para seguir disfrutando de la “plenitud del pinche poder” que les otorga la Cuarta Transformación. No obstante, no tienen ningún derecho para obligar a los empleados a asistir a una manifestación de agradecimiento con una extraña mezcla de culto a la personalidad y fanatismo. Sin embargo, el problema radica también en los empleados que, por cobardía no saben defender sus derechos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.