Papás confirman caso de abuso sexual en kínder de Coatepec

Camila y Santiago, padres de familia del jardín de niños “José Antonio Murrieta Altamirano”, confirmaron que su hija Fernanda fue víctima de abuso sexual por parte del intendente. El kínder también es conocido como “La Mata” y se encuentra en el municipio de Coatepec FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Coatepec, Ver. Camila y Santiago, padres de familia del jardín de niños “José Antonio Murrieta Altamirano”, confirmaron que su hija Fernanda fue víctima de abuso sexual por parte del intendente.

El kínder también es conocido como “La Mata” y se encuentra en el municipio de Coatepec.

Desde hace varios meses, sus padres detectaron una conducta anormal en la menor de cuatro años. Sin ninguna explicación, la pequeña orinaba y defecaba en sus pantalones o sobre cualquier otra prenda que llevara puesta.

Camila recuerda que el pasado 22 de mayo, Ismael “N”, encargado de la limpieza del plantel -ubicado sobre la calle Nuevo Mundo de la colonia La Mata- fue observado cuando cargaba y besaba a otra menor, lo que despertó sospechas.

Los padres acudieron al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Coatepec, donde hicieron un diagnóstico psicológico a la menor y resultó con claros indicios de abuso sexual.

Allí se dieron cuenta de que el intendente tocaba las partes íntimas de la menor y la besaba en la boca.

Sin embargo, al no emitirse el dictamen correspondiente por parte del DIF, acudieron a un psicólogo particular para que lo elaborara y éste fuera presentado en la denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

El 25 de mayo fue presentada la denuncia correspondiente ante la Fiscalía Cuarta Especializada en Investigación de Delitos de Violencia Contra la Familia, Mujeres, Niñas y Niños, de Trata de Blancas, con sede en dicho municipio.

Por ello, fue integrada un carpeta de investigación, cuyo número fue reservado por las víctimas.

La menor acudió a las instalaciones de la Fiscalía Cuarta para emitir su declaración correspondiente; sin embargo, el conserje ni siquiera ha sido citado.

Los padres denunciaron que el sujeto ya no labora en el kínder José Antonio Murrieta Altamirano; sin embargo, sólo fue reubicado a otra escuela y no ha sido castigado por sus acciones.

Incluso, acusaron encubrimiento por parte de la supervisora de la zona escolar 51, Martha Edith Cruz Toledo, quien recibió el dictamen psicológico donde se confirma que hubo tocamientos por parte del intendente y nada ha hecho al respecto.

Además, el personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) ni siquiera ha elaborado el peritaje correspondiente.

Otras niñas también han sido víctimas; sin embargo, los padres prefirieron no denunciar por desconfianza en las instancias de procuración e impartición e justicia.

Los papás de Fernanda exigen justicia, que el intendente ya no pueda trabajar en escuelas para evitar que haya más víctimas de abuso sexual.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.