Los «perrijos» y el riesgo de humanizar a nuestras mascotas; llevar al extremo el amor a las mascotas

mascotas
Los perritos y el riesgo de humanizar a nuestras mascotas; llevar al extremo el amor a las mascotas FOTO: WEB
- en Carrusel, LBPNoticias

Si celebra el cumpleaños de su perro o gato, si va a la tienda y les compra más ropa y productos de cuidado para su salud y belleza de los que se compra usted, o les crea perfiles en las redes sociales, le queremos decir que puede estarle causando un daño muy importante a la salud física y psicológica de sus mascotas. En los últimos años se ha popularizado el término perrijo, que no es otra cosa que ver a nuestras mascotas como si fueran nuestros hijos y eso, de acuerdo con expertos es una conducta que puede afectarles en su comportamiento pues al humanizar a los animales provocamos que pierdan su identidad, que se sientan frustrados, ansiosos, inseguros e incluso pueden volverse agresivos.

César Millán, famoso por su programa El encantador de perros, ha levantado la voz y ha dicho que estas prácticas pudieran ser consideradas como maltrato animal toda vez que no se toman en cuenta las verdaderas necesidades de las mascotas; “el ser humano se ha enfocado en ser profesional y no en tener familia, por eso quieren llenar ese vacío con los animales. Pero los animales se sienten incompletos porque no son seres humanos y tienen otras necesidades físicas y psicológicas”, ha comentado Millán en algunas entrevistas.

Hay que querer a nuestras mascotas, veámoslas como parte de nuestras familias, pero no olvidemos que son animales y que sus necesidades son muy diferentes a las de nosotros. De otra manera, si se llevan las cosas al extremo el perro y el dueño van a necesitar ir, cada uno, a su psiquiatra.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.