Son de Ayotzinapa, con licencia para vandalizar

Ayotzinapa
Familiares de los 43 jóvenes desaparecidos de la normal Raúl Isidro Burgos, vandalizaron un cuartel militar FOTO: WEB

Fue lamentable lo que sucedió hace cuatro años en Iguala, Guerrero, a los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos. Fue un crimen indecible que 43 jóvenes hayan sido desaparecidos. Algunos dicen que fueron las mismas autoridades las que los entregaron a los grupos de narcotráfico y que los integrantes del crimen organizado se encargaron de desaparecerlos.

Otros dicen que el mismo gobierno los desapareció; otros, los menos, dicen que siguen vivos y por ellos los siguen buscando. Pero, ¿qué pasa cuando ese dolor se convierte en insana cólera, en rabia desmedida, en terquedad indómita? La causa de los padres de los 43 de Ayotzinapa se desvirtúa cuando se les ve vandalizando junto con los alumnos de la escuela Raúl Isidro Burgos; porque no se puede usar otra palabra.

Una cosa es manifestarse, otra cosa es marchar pidiendo justicia y otra es acudir a un cuartel militar para arrojar piedras, cualquier objeto y hasta bombas molotov. Y nadie se atreve a hacer nada o a recriminar nada porque como fueron víctimas hace cuatro años, eso les da derecho a desquitarse de esa manera.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.