Ahora resulta que todos estuvieron siempre con Cuitláhuac; ahora resulta que todos son morenistas

Cuitláhuac
Los oportunistas hermanos Vázquez Cuevas, el Pipo y Poncho, con el gobernador electo Cuitláhuac García FOTO: WEB

Se da lo que algunos llamaríamos el síndrome de “Rodolfo Zúñiga”, ese personaje abyecto, camaleónico, que mucho tiempo fue priista, luego panista, yunezmarquizta y próximamente morenista. Esto lo decimos porque ya algunos están buscando entre sus selfies alguna tomada junto al ahora gobernador electo. Ahora resulta que todos son morenistas, que todos apoyaron a Cuitláhuac García, que todos le vieron espolones y visos de triunfador. Esos advenedizos son los más lisonjeros, los más peligrosos, a los que menos se les debe de hacer caso.

Afortunadamente Cuitláhuac García sabe bien quienes se la rifaron con él, quienes remaron contra río, quienes estuvieron dispuestos al escarnio y por lo mismo quienes son merecedores de su confianza. Esos que estuvieron con él le dieron muestras de su lealtad y por lo mismo merecen su galardón.

En los siguientes días Cuitláhuac García se tendrá que enfrentar a un desfile carnavalesco que se le presentará con personajes de lo más disímbolos; personajes que rayarán en la abyección, y que le harán proposiciones de lo más nobles, hasta las más indecorosas. El gobernador electo necesitará suficiente perspicacia para distinguir quiénes pueden formar parte de su gabinete y quienes sólo buscan sacar provecho del puesto. Un ejemplo de estos últimos, los hermanos Vázquez Cuevas: Pipo y Poncho.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.