Las reformas Energética, Educativa y Laboral, son un reverendo fracaso

Trump
Enrique Peña Nieto FOTO: WEB

Las reformas Energética, Educativa y Laboral, de las tres no se hace una. Con la Reforma Energética se esperaba que el gas LP bajara de precio, o por lo menos que no subiera, que los transportistas y ciudadanos descansaran un poco con el alza desmedida de la gasolina y que el recibo de luz eléctrica no lastimara más la pírrica economía mexicana.

Con la Reforma Educativa se esperaba que saliéramos de los últimos lugares de la Prueba Pisa, que se tuvieran mejores planteles y maestros mejor preparados; el resultado ha sido pobre, los alumnos siguen recibiendo clases en aulas improvisadas y el rezago es evidente.

En el ámbito laboral no cantamos mal las rancheras, el sueldo mínimo se ha quedado rezagado por la inflación y, aunque el Gobierno Federal festeja sus avances macroeconómicos, la calidad de vida de los mexicanos no es de primera.

En el quinto año de este gobierno, los resultados son pocos, la calidad de vida es a la baja, no alcanza el dinero para pagar los servicios ni los insumos de la canasta básica. En resumen, las reformas de Peña Nieto son un reverendo fracaso.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.