Un panorama nada alentador para Xalapa

Xalapa
Vista panorámica de la ciudad de Xalapa FOTO: VERACRUZ.MX
- en Opinión

Jorge Díaz Bartololomé / …los gobiernos van al fracaso, pues no pueden gobernar lógicamente a pueblos cuya naturaleza y condiciones de vida desconocen”, así lo escribió en 1922 el antropólogo y arqueólogo Manuel Gamio en su libro La población del valle de Teotihuacán. 

Siempre lo hemos dicho, una ciudad que no se conoce, difícilmente se puede querer, y eso es justamente lo que está sucediendo en la capital veracruzana. El desarraigo, la falta de apego a la tierra y el desconocimiento de los cambios que ha sufrido Xalapa en las últimas décadas por parte del círculo cercano al alcalde Hipólito Rodríguez Herrero harán que la ciudad caiga en un grave retroceso. Vemos con desaliento una evidente falta de proyecto en materia turística y cultural, durante los últimos 12 años no se ha logrado conformar un plan a largo plazo que logre dar continuidad a ambos conceptos, que por ende, deben ir siempre de la mano. La ineficiente divulgación cultural en la pasada administración municipal continúa en la actual, sin que se vislumbre una luz al final del túnel. 

La obra pública tendrá que esperar para después de las elecciones, los recursos estarán destinados para la prioridad, ganar la elección, Xalapa que se espere. Las necesidades de la capital son muchas, desafortunadamente las decisiones las toman personas que no han vivido en Xalapa, y desconocen el sentir de quienes por muchos años la han caminado. El crecimiento hacia el poniente de la ciudad es explosivo, las vías de comunicación son las mismas de hace 40 años, se seguirán autorizando proyectos inmobiliarios, siempre de acuerdo a los intereses de aquellos que vienen de paso, dejando a los citadinos con la problemática, cada vez más caótica. 

El transporte público es un tema que resolvería en gran medida el “calvario” de miles de automovilistas que transitan diariamente por la capital, es una “papa caliente” que esta administración municipal no querrá tocar, bastantes problemas ya tiene con la falta de pago a los empleados del ayuntamiento (incluyendo subdirectores de despacho), quienes no han recibido su pago desde diciembre.

Xalapa, la otrora «Atenas Veracruzana» continuará aguantando, ya que desde hace unos 12 años, siempre habrá quien “lleve agua sólo para su molino”. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Ah chinga!!! y yo que creí que el tema del transporte público lo tenía el gobierno del estado, con eso de que ellos llevan las rutas y las concesiones, taxis y demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.