Insuficiencia renal crónica, la epidemia más grande del mundo

Renal
Insuficiencia Renal Crónica FOTO: WEB
- en Opinión

Sabino Cruz V. / La semana que concluye nos reporta que ocupamos el deshonroso primero lugar entre los Estados que más daño han causado al erario, lo que nos tiene casi al borde del quebranto financiero, en Buró de Crédito, con un Congreso que no decide autorizar el refinanciamiento de los 21 créditos, que asciende a 21 mil millones de pesos; la orden de aprensión contra el señor Javier Duarte de Ochoa [el sobre nombre de ex gobernador, no se lo merece], por delito electoral; la resaca de los once cuerpos arrojados en una colonia de Boca del Río, y una gendarmería no aún no consigue salvaguardar la integridad de la población.

Pero no solo eso, en la víspera del Día Mundial del Riñón (9 de marzo), resurge lo que en algún momento se adjetivó por investigadores de la UNAM, el IMSS y la Escuela de Enfermería de Córdoba, como una de las epidemias más grande del mundo, con un nivel de sobrevivencia de poco más de un año; que ha costado muchas vidas, especialmente en niños/jóvenes, la desintegración familiar, y el deterioro de la economía de miles de personas; además de descubrir una de los fracasos más grandes de la medicina en México. La insuficiencia Renal Crónica, nuevamente enciende [o debería] los focos de alarma del Estado, al reportase que Tierra Blanca registra un número diez veces mayor de enfermos con respecto a cualquier otro municipio del resto del país.

Situación que a más de veinte años de que se denunciaron los primeros casos anómalos del brote de esta enfermedad, con una Comisión multidisciplinaria creada en marzo de 2016, dependiente de la Secretaria del Salud, y que no aportó datos sobre la(s) causa(s) con visos de solución, la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión toma el asunto entre sus manos y emite un punto de acuerdo [15 diciembre 2016] en el que hace un llamado al Ejecutivo Federal, para que se determinen las causas del aumento del índice de este mal, y aplicar las medidas preventivas y correctivas necesarias mejorar la calidad de vida de la población.

Ante la amenaza grave al sistema de salud y el colapso para bridar la atención médica de calidad a la población que lo requiera, la Comisión de Salud exhorta a la secretaria del ramo que incluya esta enfermedad en el Catálogo de Cobertura del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos o en el Catálogo Universal de Servicios de Salud del Seguro Popular; así como a la Comisión Nacional del Agua y a la Comisión Federal Contra Riesgos Sanitarios a que realicen los estudios necesarios para el uso y consumo humano suministrada al municipio de Tierra Blanca en el estado de Veracruz.

Sin embargo, al parecer este “acuerdo” no ha llegado, ni a las dependencias mencionadas, ni al gobierno que encabeza es señor Miguel Ángel Yunes Linares, pues a la fecha poco o nada se está haciendo para atender esto que ya es un problema de salud pública, y en el cual se ven afectados, como siempre, los más necesitados, los más pobres entre los pobres, “Los nadies” de Eduardo Galeano: los rejodidos, los ningunos, los ninguneados, los que no son seres humanos, sino recursos humanos, que no tienen cara, sino brazos, que no tienen nombre, sino número.

Si bien, lo urgente siempre desplaza a lo prioritario, en el entendido que el tema de la inseguridad, la delincuencia organizada, el secuestros, los asesinatos dolosos y culposos son lo que más destaca de la Agenda Pública, no por eso se debe desatender a los cientos de habitantes de “La Novia del Sol” que se encuentran en fase avanzada de la enfermedad, y que al no recibir los medicamentos/tratamientos adecuados, su vida está en serios problemas.

Desde este espacio hago un enérgico llamado a las autoridades sanitarias, a los Institutos Políticos/Religiosos, a las cámaras, a las organizaciones sindicales, a los Centros Educativos, así como a la sociedad e civiles a que volteen los ojos hacia los habitantes de Tierra Blanca, que se solidaricen con el dolor que sufren las familias que se encuentran en el más lacerante abandono. El presente/futuro de generaciones está en nuestras manos; nada vale más que el bien vivir de un ser.

Sin remitente

En las últimas entregas he seguido muy de cerca la política cultural de la actual administración, con el ánimo de que las cosas se han bien; pero tal parece que el director del IVEC ni ve, ni escucha a los que debe servir, además de enemistarse con todos, principalmente con sus compañeros de trabajo. Tal es el caso de una persona que me hace llegar al correo su sentir sobre la gestión del señor Márquez Almazán.

De sobra es sabido que IVEC no está pasado por su mejor momento bajo la dirección EMMA [Enrique Manuel Márquez Almazán]. Una administración sin recursos, ni amigos y mucho menos imaginación para gestionar y crear eventos culturales de interés para la entidad. Tal pareciera que EMMA solo está en el puesto para cobrar su jugoso cheque mensual mientras se dedica en hora de oficina a ensayar sus partituras para asistir a los conciertos internacionales a los que sin pedir permiso va… O quizás, su principal encomienda sea servir de chaperón institucional de la UPAV (…) Conocida fiesta de diciembre de dicha Universidad en las instalaciones de Jardín de las Esculturas, obviamente sin pago de renta alguno. O las facilidades para la presentación de libro en la Galería de Arte Contemporáneo para la mencionada Universidad.

Si al menos, este director, viniera a sumar esfuerzos con la comunidad artística, universitaria o municipal (que larga trayectoria tienen en la promoción de la cultural), pero, muy por el contrario, sólo se ha enemistado con personajes reconocidos del cine universitario al “robarles” el proyecto que por años se había realizado en conjunto (Ivec-UV) como la muestra internacional de cine. Y qué decir de su intensión de cobrarles la renta de la sala Dagoberto Guillaumin de Teatro del Estado a la UV…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.