¿Y la caña de pescar?

Pesca
Javier Duarte y la caña para pescar peces gordos
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / Debe ser complicado para el Gobernador de Veracruz que uno de los periodistas que con mayor encono a llevado una campaña en su contra, tenga una emisión noticiosa, en red nacional, en las primeras horas de la mañana.

Eso tiene el mismo efecto que aquellas famosas conferencias mañaneras de Andrés Manuel López Obrador: “Marcan agenda” para el resto del día.

Es por ello que la mañana de este miércoles todos en la administración estatal (al menos el secretario de Gobierno y la coordinación de Comunicación Social) se pusieron a correr para contrarrestar los efectos del editorial publicado por Carlos Loret de Mola muy temprano, en el que daba a conocer que la PGR, respaldada por fuerzas federales, estuvo el pasado lunes en Palacio de Gobierno para interrogar a dos personajes de la administración estatal: Al secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado, y al Director de Catastro, Domingo Yorio Saqui.

(Tache para la perspicaz prensa xalapeña. No fue sino hasta que la emisión matutina de Televisa difundió la foto, que en la entidad se supo de dicha visita).

Loret de Mola aseguró que la investigación por posible evasión fiscal en contra de Javier Duarte y presuntos prestanombres, fue la razón de la visita de las autoridades federales. Incluso mencionó que Yorio Saquí habría sido interrogado ya no como testigo, sino como indiciado, porque al parecer ocultó información que le fue solicitada de forma oficial por el Ministerio Público federal.

De inmediato respondió Javier Duarte vía twitter:

Quien te pasó la información te engañó“, le dijo al periodista, y le aseguró que la presencia de representantes de la PGR en Palacio de Gobierno tenía que ver con las denuncias que se han presentado contra Miguel Ángel Yunes Linares.

De paso, mientras continuaba con su defensa en redes sociales, el Gobernador le ordenó a Flavino Ríos Alvarado que saliera a aclarar las cosas.

El funcionario las aclaró, pero a su modo.

De entrada explicó que el encuentro con los representantes de la PGR se dio “en términos muy cordiales” y que accedió a ser interrogado, en calidad de testigo.

Les explicó que, según la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo, la Dirección de Catastro depende de la Secretaría de Gobierno (Artículo 18, fracción XII, sobre las atribuciones de dicha Secretaría: “Administrar el Catastro de la Entidad, de conformidad a lo establecido en las disposiciones legales respectivas”, según la reforma publicada en la Gaceta Oficial del 18 de julio de 2012) y les explicó que por acuerdo del Consejo Nacional de Seguridad, la base de datos del Catastro es compartida con el Cisen.

Flavino Ríos nunca aclaró si los funcionarios de la PGR habían llegado hasta Palacio de Gobierno en busca de información relativa a las denuncias contra Javier Duarte, o a las que hay contra Miguel Ángel Yunes.

Lo que sí dijo es que se entregó información de los dos casos, que él no ha recibido instrucción alguna del Gobernador para violar la ley (de tonto lo admitiría), y aceptó que Domingo Yorio está indiciado, pero aclaró que seguirá en su cargo, desde donde deberá responder a las autoridades federales.

Y cuando todo este escándalo llegó a la “grilla de café”, alguien hizo notar que apenas un día antes, el martes, en la sesión plenaria del Senado de la República, se acordó que el veracruzano Héctor Yunes Landa, el que fuera candidato del PRI, derrotado, a la gubernatura de Veracruz, fuera designado Presidente de la Comisión Anticorrupción y de Participación Ciudadana, así como integrante de las comisiones de Agricultura y Ganadería, y de Educación.

El tema podría ser menor. Al fin y al cabo la, principal tarea de la Comisión Anticorrupción ya se concluyó, que fue crear, junto con la Cámara Baja, lo que hoy se conoce como el Sistema Nacional Anticorrupción.

El punto medular es que será esa Comisión la que emita la convocatoria y defina a quien habrá de ser el Fiscal Nacional Anticorrupción.

No está de más advertir que la Presidencia de dicha Comisión la tenía Pablo Escudero, yerno de Manlio Fabio Beltrones y quien pasó a ocupar la Presidencia del Senado. La posición, pues, más que ser del Partido Verde (al que pertenece Escudero) es del propio Beltrones, quien decidió premiar así a uno de sus más cercanos aliados.

Tampoco está de más recordar que, contrario a lo que muchos le aconsejaron, Héctor Yunes llevó como uno de los temas prioritarios de su campaña el combate a la corrupción que, aseguraba en sus discursos, estaba carcomiendo a la administración estatal.

Lástima que regresó la caña de pescar que en forma tan simbólica le obsequió con motivo de su cumpleaños Javier Duarte.

Hoy le sería muy útil.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.