Bermúdez Zurita, ni la burla perdona

Piso mojadoEl horno no está para bollos, y sin embargo el secretario de Seguridad Pública, quien se encuentra en el ojo del huracán, cuestionado, acusado de complicidad y demeritado por el trabajo de sus policías, todavía se da tiempo para promoverse, pues se sabe que busca ser diputado, no tanto para servir a los ciudadanos, sino para conseguir fuero. En los interiores de la revista El Heraldo de Veracruz, el cuestionado funcionario dice que «contar con una policía que sirva a la ciudadanía y no que se sirva de ella es una de nuestras metas a largo plazo, pues queremos obtener resultados satisfactorios en beneficio de los ciudadanos». Al parecer esas palabras se le atragantarían en la boca, pues sus policías entregaron al crimen organizado a cinco jóvenes que no aparecen. Vaya con el secretario, ni la burla perdona.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.