No pagan, pero qué tal pegan

- en Avenida Principal, Carrusel

ManifestaciónLos pensionados y jubilados por tercer día consecutivo cerraron la calle de Enríquez en el centro de la ciudad, pero esta vez les mandaron a la fuerza pública que, con uso de bastones eléctricos, los desalojarlos y sin ninguna contemplación de la edad o condición de los manifestantes, muchos de ellos con problemas para caminar y enfermos, los forzaron a abrir el paso a los vehículos, lastimando a muchos de ellos; los reprimieron, obligando a los pensionados y jubilados a protestar en la banqueta. Los manifestantes están señalando que estaban esperando para subir a hablar con el secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado, pero que ahora exigen que sea el mismo secretario de Gobierno el que baje para continuar con el diálogo y las negociaciones. Hay que recordar que el Gobierno estatal ha incumplido en las obligaciones de pago, dándoles a los pensionados cheques sin fondo y postergando las fechas, por tal razón, éstos se han visto en la necesidad de cerrar vialidades con la esperanza de recibir su pensión a la que por ley tienen derecho. Sin lugar a dudas se responsabiliza al secretario de Seguridad, Arturo Bermúdez Zurita por las agresiones de las que fueron víctimas el día de hoy los estos manifestante durante la protesta. La administración estatal de Javier Duarte se ha caracterizado por dos cosas: son muy mala paga, pero muy buena pega hacia los que exigen sus derechos vía la manifestación pacífica. No pagan, pero qué tal pegan.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.