MP de Minatitlán cierra caso de asesinato, familiares piden se reabra el caso

- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. El ministerio público de Minatitlán decidió cerrar el caso del asesinato del comerciante Medardo Hernández Rojas, situación que generó inconformidad de sus familiares quienes ahora exigen que este hecho debe seguir investigándose.

Dijeron que no hay detenidos y mucho menos algún proceso judicial en contra de posibles implicados en el crimen ocurrido el pasado 22 de agosto a las 11:00 de la mañana en el local de rosticería que atendía.

César Augusto Hernández, hermano de la víctima, informó en rueda de prensa en la ciudad de Xalapa que desde hace cuatro meses que el caso se ha detenido.

Sospechan de la esposa de la víctima de ser quien mandó a atentar contra el hombre de 32 años de edad, mientras permanecía en el negocio ubicado en la calle Justo Sierra esquina con 18 de octubre en la colonia Santa Clara.

Esa mañana entró un sujeto en moto y disparó en la cabeza de Medardo Hernández y los hechos ocurrieron en 50 segundos, según las evidencias que recabaron mediante una cámara de vídeo vigilancia.

Refirió que cuentan con algunas «pruebas comprometedoras» que fueron obtenidas de algunos teléfonos celulares, tales como mensajes, fotografías, y archivos que fueron recuperados que podrían involucradas a algunas personas en el asesinato.

La investigación ministerial está asentada en el número MINI732/2015 con el pliego de consignación número 59/2015, pero a esta querella no se le dio el debido seguimiento, declaró el hermano de la víctima.

Aunque reconoció que sí hubo un detenido de nombre Gregorio Catzin Aguilar, como probable responsable del delito calificado y robo en contra de Medardo Hernández.

Pero a los pocos días fue liberado y entonces el caso quedó cerrado, sin embargo los familiares hacen públicas sus exigencias para que prosigan las indagaciones.

«El sábado 22 de agosto del presente año a las once y media de la mañana en Minatitlán Veracruz, en uno de los negocios que tiene la familia, nosotros tenemos una pollería, vedemos pollos asados, ahí llegaron a matarlo», comentó César Augusto.

«No pudo ser un robo porque a esa hora no hay ventas todavía; los testigos argumentan que a mi hermano lo hincaron y le pegaron un balazo en la cabeza, por la parte de atrás, por la espalda».

Descartó que los hechos obedecieran a nexos con la delincuencia organizada, pues César Augusto asegura que Medardo «era una persona muy reservada, no salía, era todo trabajo y dedicado a su familia, no fumaba, no tomaba».

«Lo único que estamos pidiendo es que abran la investigación otra vez, porque va para cuatro meses que no sabemos quién mató a mi hermano».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.