¡Pepe en punta!

- en Opinión

Édgar Hernández* / Mientras Pepe, prácticamente se queda solo en la recta final, Héctor le baja el tono y Javier se erige  en el garante de la elección que dé el triunfo a quien será su sepulturero.

José Francisco Yunes Zorrilla, luego de largas reuniones con los integrantes de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República, dedicó parte de la semana que hoy concluye, a seguir trabajando con Luis Videgaray, como parte del compromiso de contribuir a la reestructuración de la deuda pública.

Es una deuda que en la SHCP bien se sabe a cuánto asciende y no es precisamente la que cita el gobierno del estado en un bailoteo de números que van de los 42 mil millones de pesos a los 52 mil millones.

Lo que sí tiene claro la Federación es que Veracruz vive un estado de quiebra técnica.

Ya por lo pronto en el altiplano, y así se lo hizo saber José Antonio Meade, a Pepe, ven con buenos ojos la contratación de más deuda por cinco mil millones de pesos para aliviar los compromisos de gasto corriente y nómina para la que resta del año.

De ahí que el propio senador hiciera del conocimiento público que “vienen cosas buenas para Veracruz”

Y es que a la par de la inyección de dinero fresco habrán de arrancar en breve los programas de desarrollo social y combate a la pobreza de Sedesol que sin duda traerán sensible alivio a las comunidades marginadas.

Pepe en tanto, va y viene. No respira.

Deja el DF el jueves y el fin de semana va de gira a las zonas serranas, al igual que se encuentra con académicos universitarios, colonos, vecinos, ejidatarios y Pescadores.

No promete apoyado en la demagogia, tan solo anima y se compromete con lo que sí puede cumplir.

Hasta el momento ha llevado a un centenar de municipios más de tres mil millones de pesos de la federación. No es dinero estatal que proviene de la licuadora. Son recursos utilizados para obra no para el pago de salarios o deuda.

En tanto, Héctor Yunes Landa baja dos rayas a su escalada en pos de la candidatura. Sabe de tiempos, también de circunstancias. Espera que su más importante pial ante el presidente, su amigo de toda la vida, Manlio Fabio Beltrones gane oxígeno, que se consolide en la máxima dirigencia tricolor para estar en posibilidad de dialogar con su jefe político, el presidente Enrique Peña Nieto, sobre el tema Veracruz.

Ya el propio Beltrones ha comentado a su círculo cercano que en el tema Veracruz, será muy cuidadoso y en extremo institucional. Acaba de alcanzar la dirigencia priista y no puede apersonarse para decirle al primer priista “Ahora quiero que me des Veracruz para Héctor”.

Y es que si alguien sabe de tiempos es justamente Manlio, que de dos patadas barre al más gallo del peñismo.

Héctor Yunes, desde luego, sigue aprovechando el tiempo y las alianzas. Mantiene una sana distancia sin descuidar el diálogo con el gobernador Javier Duarte, a quien le acaba de clavar la posición de José Alejandro Bonilla, quien queda como Consejero Presidente del Organismo Público Electoral Local.

Es una posición más para la corriente hectorista, ya que justamente a OPLE le tocará dirimir y resolver la gubernamental del 2016.

La llegada de Bonilla ha provocado fuertes controversias e incluso se ha puesto en tela de juicio la honestidad y transparencia en la llegada de los consejeros, sin embargo, ya la libro. Está firme.

“A Héctor lo que quiera, a Pepe, nada”, dice el grupo de interés del Duartismo que no quiere entender el mensaje que desde enero viene adelantando el peroteño de que su primera acción como gobernador constitucional será contra los saqueadores del patrimonio veracruzano. La cárcel, pues.

No le creen.

Javier Duarte, sin embargo, se prepara. Necesita mínimo 2 mil millones de pesos para garantizar el triunfo priista. Seguro los va a tomar de los cinco mil millones y el resto para librar la Navidad.

Bien sabe el ejecutivo del estado que la que viene será una elección de tercios y que el PRI solo no gana. Necesita al Verde, le urgen los aliancistas, de algo apoyarán los perredistas rojos y demás morralla, incluidas asociaciones.

El peligro para el PRI es, en efecto, el PAN que desde el 2004 está a un puñado de votos de la victoria, pero…

El pero está en Morena.

Si lanzan a Cuitlahuac García y se viene Andrés Manuel López Obrador de gira con él, al temblar. La izquierda del Peje buscará replicar el fenómeno de Xalapa, Poza Rica, Coatzacoalcos y Veracruz donde en conjunto se llevó 296 mil votos, mientras el PRI perdió de su capital de 1.3 millones de votos, 700 mil. Mientras el PAN se fue a la lona.

La sociedad civil está despierta y no va a dejar de pasar la oportunidad de llevarse la gubernatura en un hito histórico reflejo del hartazgo y tanta corrupción.

Hoy la tranquilidad de Duarte está alterada por muchas razones, pero si el centro le reconoce habilidad electoral, aparte de que su obligación es defender la plaza que lo llevó a la gubernatura, pues entonces debe actuar en consecuencia empezando por acatar la decisión de México sobre quien será el abanderado a la gubernatura.

Y en ese esquema no caben los transas de la Fidelidad.

Pero son útiles a la causa duartista. Por estos días, justo al arranque de la nueva legislatura en el Congreso de la Unión, recibieron la encomienda -no de trabajar en la Ley Anticorrupción”, menos la de transparencia, ni lanzar iniciativas en favor de la productividad de Veracruz-, no señor, la instrucción fue exigir a la PGR investigue supuestas raterías del también diputado Miguel Angel Yunes Linares.

Vaya papel tan triste que les toca desempeñar al coordinador de la bancada legislativa veracruzana Erick Lagos y su titiritero Alberto Silva al buscar la cárcel para su par, cuando la cola de varios de ellos les apesta a kilómetros. Estos diputados son como el símil del burro hablando de orejas.

Con la acción contra del enemigo de Fidel, enemigo que hace propio Javier, no hacen más que engrandecerlo al victimizarlo.

El aspirante a gobernar Veracruz, Juan Bueno Torio, dijo que la petición de que la PGR investigue a su compañero de partido, Miguel Ángel Yunes Linares es meramente mediática.

“Es mediática y es una respuesta al nombramiento a Miguel Ángel Yunes Linares, como coordinador de la fracción legislativa de la bancada veracruzana del PAN”, dijo.

Y agregó:

“Y si el PRI está a favor de la transparencia entonces que respalde las 15 denuncias que se han presentado por desvíos que reclama la Auditoría Superior de la Federación”.

Pero además dice “hay otras denuncias que presentamos en contra de funcionarios de SEDESOL de la delegación de Veracruz, por la utilización de los recursos de los programas sociales, entre ellos la Cruzada Contra el Hambre, y es muy fácil porque ahí están los videos donde hay pruebas de todo este desvío”.

Total que al gobierno agonizante todo le sale mal.

El Duartismo tiene muchos frentes abiertos y lo más importante es que perdió el activo que más valor tiene un gobierno, la credibilidad. El tic, tac del fin del mandato se acerca. Solo quedan 455 días. Hay que empezar a pintar, aunque sea, los Libros Blancos.

Tiempo al tiempo.

* Premio Nacional de Periodismo

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.