¡Sergio Aguayo, Denise Dresser y el expanista Jorge Triana contra la democracia!

Bonilla
Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) FOTO: WEB
- en Opinión

Irineo Domínguez Méndez / ¡Es inevitable expresarlo: no rebuznan porque recibirían el reclamo de los asnos!, ¡por igualados! Dos intelectuales muy reconocidos en México y el extranjero, sin mayores miramientos, descalifican a casi un millón de ciudadanos que militan en los partidos nuevos; el primero los tilda de zánganos y desvergonzados. La segunda quiere que desaparezcan y permanezcan los de siempre, los de antaño. El tercero, es el más ignorante; su panismo recalcitrante afora y pega de brincos, despotricando estupideces; alega – sin argumentar – que: “vamos a gastar 600 millones de pesos en partidos rémoras de López Obrador”; este idiota cree que los militantes de los partidos nuevos carecen de cerebro como él.

El primero soslaya el derecho que otorga a los ciudadanos mexicanos la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de intervenir en la vida política del País; es decir, de participar directamente en el fortalecimiento de la democracia y en los procesos electorales; derecho plasmado en los artículos 9º; 35 fracciones II y III y 41 fracciones I a la IV; así como en casi todo el contenido de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales. (LGIPE). Además, con magna incongruencia, niega otros derechos que el presume defender y enseñar a nivel licenciatura, perteneciente a los derechos humanos de la primera generación, proveniente desde la Revolución Francesa de 1789: los derechos civiles y políticos.

La dama sorprende gratamente con el currículum que tiene; sin embargo, está en contra de la participación de ciudadanos en procesos electorales y desea que les vaya mal; que el electorado no vote por ellos, habla de los partidos como si éstos fueran cascarones y no un grupo de personas que sobrepasa en número a tres cuartos de millón. Para ella, como para Sergio Aguayo, la democracia la representan los partidos de antaño. Si está contra la partidocracia existente, que lo manifieste y proponga otro medio para alcanzar el ejercicio del poder.

El panista, seguramente, lloriquea porque los calderones no obtuvieron su registro; vio esfumarse toda posibilidad de participación en el próximo proceso electoral, toda vez que el PAN ya no lo pela. Solo le queda mostrar su frustración atacando a quienes sí cumplieron con los requisitos para obtener sus registros.

Hay algo en común de estos tres sujetos: Ninguno hace referencia a los integrantes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quienes son los responsables de la aprobación de los registros en comento.

Al referirse estos tres sujetos a la maestra Elba Esther Gordillo, quien se presume apoya Redes Sociales Progresistas, evitan esgrimir cuáles son las razones de su crítica; solo niegan el derecho que Ella tiene de apoyar al partido que quiera; nadie, absolutamente nadie, puede coartarlo.

RSP no es solo la Maestra, son todos los militantes y simpatizantes que ven en este nuevo partido la posibilidad de participar en la vida democrática del País. Representa para el electorado y militantes un medio más de participación; principalmente cuando este derecho les ha sido negado en los partidos viejos. Si los tres sujetos aludidos en el encabezado tuvieran contacto visual con quienes dirigen este Partido, observarían el propósito positivo principal que tienen: empoderar a jóvenes políticos que sustituirán a los de viejo cuño; jóvenes que participaron en la construcción de RSP y que diariamente lo fortalecen.

Los otros dos partidos, como RSP, solo ejercen los derechos constitucionales que les brinda la Carta Magna. El desacuerdo que muestran los críticos citados en este artículo, por la aprobación de nuevos partidos, muestra, reitero el desconocimiento de la Carta Magna en materia electoral; así como la LGIPE. Su falta de investigación, los ha conducido a quedar como ¡pendejos! Existe la iniciativa ciudadana para proponer nuevas leyes, reformarlas y derogarlas; también parece que lo ignoran. Que promuevan a través de dicha iniciativa una reforma constitucional que impida la constitución de más partidos. ¡Claro! causarían mucha risa. Presumo que los tres son panistas.

Otro sí digo. – El espaldarazo del gober a la “nueva” presidenta del PJE resulta contradictorio; aunque sea entendido que el que “el que pone, quita”. Recordando a un político veracruzano, utilizo su dicho: “la forma es fondo”.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Muy explícita la contra réplica a los tres, comentaristas políticos,.Que no reconocen el esfuerzo de la Ciudadanía con renovada ideología actuante al momento que vivimos. SALUDOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.