«Te encargo a los niños, luego vengo», fueron las últimas palabras de Zaira a su madre antes de desaparecer en pleno centro de Xalapa en 2015

Zayra
Zayra Romero Hernández desapareció en pleno centro de la ciudad de Xalapa. Fue en el trayecto del mercado "Jáuregui" a la sucursal bancaria de Bancomer sobre la calle "Rafael Lucio" FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Xalapa, Ver. Zayra Romero Hernández desapareció en pleno centro de la ciudad de Xalapa. Fue en el trayecto del mercado “Jáuregui” a la sucursal bancaria de Bancomer sobre la calle “Rafael Lucio”.

Ocurrió el 16 de diciembre de 2015, cuenta la señora María Asunción Hernández quien este 30 de agosto acudió a la protesta pacífica para conmemorar el “Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada”.

Al momento de la desaparición Zayra tenía 22 años de edad. «Ella trabajaba en el mercado Jáuregui en una carnicería y la mandaron a depositar al banco que está aquí (en Plaza Lerdo) y ya no regresó. Y nadie vio y nadie dijo nada»

Y dijo que a pesar de ser una zona muy transitada como para que nadie se haya dado cuenta. «Se la tragó la tierra porque nadie sabe nada. Las investigaciones siguen pero pareciera que no hay avances».

Zayra dejó dos hijos de siete meses y cinco años. Ahora ya cumplieron siete y cinco años, narra pero atrás del cubrebocas en donde tiene escrito el nombre de su hija y la frase con la pregunta ¿Dónde están?

Tiene puesta la playera en color blanco con el rostro de Zayra y la leyenda ¡Quiero a mi hija conmigo!

La señora María Asunción ha buscado a su hija en varios lados. Ha acudido a las fosas a enterrar varillas con los colectivos de búsqueda y cuenta que las fotografías de la joven están distribuidas en todo el país, incluso fuera del territorio mexicano.

Zayra iba al banco a realizar un depósito de su trabajo, pero a las dos horas de no regresar su patrón mandó a buscarla y jamás lograron localizarla.

La joven vivía en una congregación de la capital veracruzana. Hicieron la denuncia y la carpeta de investigación está abierta, pero hasta la fecha no hay avances, indicó la señora con 51 años de edad.

Ahí, en la plaza Lerdo se lee el siguiente mensaje:

«Zayra, hija, me dijiste te encargo a los niños, luego vengo, pero nunca regresaste, pero tus hijos y yo te seguiremos esperando hasta que Dios nos preste vida».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.