Marcela Aguilar Landeta de la FGE, implicada en extorsión y desaparición forzada; ¿ella misma se tendrá que investigar?

Landeta
Marcela Aguilar Landeta y Verónica Hernández FOTO: WEB

Se está formando una bola de nieve que poco a poco se desliza y que amenaza con pasar a traer a varias funcionarias públicas y a una coyota que operaba para pedir moches; ya son varios medios nacionales los que están retomando un tema que Libertad bajo Palabra viene manejando desde hace semanas. La denuncia que pone el empresario Carlos Donaciano Solórzano Pineda en la Fiscalía General del Estado obliga a que se investigue a Ana Gabriela Guevara y a Armida Ramírez, su coyota, la encargada de pedir los moches a los empresarios, presuntamente para entregarlos a la directora de la Conade. Pero otra de las embarradas en esta investigación es Marcela Aguilera Landeta, la fiscal de Investigaciones Ministeriales de la FGE.

Como anotamos en un artículo anterior, «de acuerdo con los testimonios que se encuentran en la carpeta de investigación FEADPD/ZC-V/083/2020, ella utilizó a un sujeto de nombre clave “Comandante Corona”. Este sujeto a su vez, y según los testimonios que vienen en esa carpeta de investigación, acudía de parte de la C. Marcela, funcionaria de la Fiscalía de Veracruz. ¿Quién es esta Marcela?». La única Marcela que hay en la Fiscalía con autoridad suficiente para prestar esos “servicios” a Armida Ramírez es Marcela Aguilar Landeta, íntima de Verónica Hernández Giadáns, la fiscal espuria.

Sería terrible descubrir en la investigación que una funcionaria pública se presta para hacer cobro de extorsiones. El problema es que, estando Marcela Aguilar en los intestinos de la Fiscalía, va a estar muy difícil que el caso se resuelva. Entre ellas se encubren, entre ellas se limpian el estiércol, entre ellas se solapan. Lo más grave es que hay una persona desaparecida y 2 millones 900 mil pesos que tampoco aparecen. Muy tentador para cualquier funcionaria corrupta.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.