Telenovela política

Telenovela
Yazmín Copete Zapot, Adriana Esther Martínez Sánchez y Jesusa Rodríguez FOTO: LOS POLÍTICOS VERACRUZ
- en Opinión

Brenda Caballero / Tiene años que no veo una telenovela que la única que recuerdo es la de “La Fea más Bella” y eso, porque el Hombre gustaba de verla. Les platico esto porque a veces, nuestro acontecer político en muchas ocasiones se ve envuelto en temas que resultan más parodias de una telenovela que la vida real… ¿no me creen? Ahí les va un ejemplo:

Si hubo un tema que este fin de semana hizo ruido en la región de los Tuxtlas, es la esperada boda de Yazmín Copete Zapot con Arturo Herviz Reyes… aclaro: eso de “la esperada” es por lo siguiente:

Me cuenta el Hombre que le contaron a él, que hace como año o 18 meses, estaba Yazmín Copete en el café La Parroquia, acá de Xalapa, y como no queriendo la cosa, andaba presumiendo una sortija. Entre nosotras las mujeres quizás podamos entender esta parte: todo indicaba que Copete Zapot buscaba cualquier pretexto para que alguien notara su anillo y entonces sí, decir que ¡le acababan de pedir matrimonio! Si usted escuchó unos grititos de emoción al leer estas líneas, no se espante, es seguro que sea mujer y su subconsciente se alteró. La cosa fue que el enlace civil se habría de dar una vez que pasaran las elecciones… y por fin, “la esperada” boda será este próximo 30 de marzo cuando esta pareja tuxtleca una sus vidas; ¡vaya que hizo ruido su anuncio!, eso sí, ya sea para bien, o ya sea para mal, pero de que estuvo en la mira al menos de esa bella región de Veracruz, ni duda cabe…

Hasta este momento, quizás podríamos hablar de una telenovela política con horario light, pero la que tuvo el horario estelar, fue el drama que se exhibió en las redes entre una diputada y su asesor, donde lo públicamente interesante debió ser la advertencia de un potencial “despido”, pero esto alcanza matices extraordinarios cuando de acuerdo al audio expuesto, la causa de la “escisión laboral” es por la relación que guarda aún José Arcos “El Palomo” con su ex mujer, “al ser la madre de sus hijos”.

Usted podría preguntarse y con justa razón ¿qué demonios interesa la vida pública de la diputada Adriana Esther Martínez Sánchez? En efecto, nada… salvo por un ligero detalle que le da ese toque telenovelero a nuestro acontecer político: se mezcla lo personal con lo público al llevar la relación laboral a otros planos, cuando el “quid” de esta historia, es el reclamo de la legisladora a su asesor por ver a su ex mujer. ¡Ah! Aunque todo indica que hubo un final feliz, porque circuló la foto de la diputada con El Palomo allá en El Tajín… y bien dijeron: la Cumbre no sólo es tradición y cultura… también es amor.

Y si se habrá dado cuenta de algo, en estas telenovelas políticas, el ingrediente esencial para ello es la figura de la mujer, sea para bien o para mal, como heroína o villana… ¿duda? Recuerdan cuando se indignó el diputado Maleno Rosales porque publicaron su foto dizque desnudo… ¿qué efecto tuvo? ¡Ninguno! Ni alcanzó a salir del estado como en su momento sí lo hizo Xóchitl Tress. ¿Por qué? Tengo la creencia de que tenemos un espectador que sigue viendo a la mujer como un producto que tiene más venta que el varón… disculpen el sentido figurativo o mal ejemplo, pero así lo veo.

Un caso que ha estado sonando mucho también es el de la Senadora Jesusa Rodríguez, polémica mujer que se hizo famosa por su defensa de las hembras, incluidas las cerdas, vacas, burras y demás; polémica por la caída de la Gran Tenochtitlán y los taquitos de cerdo; polémica, por su comparación del uso de la marihuana y el clítoris…

Es cierto, es todo un caso Jesusa, y demasiado extrovertida, al final no deja de ser actriz y directora de Teatro y quizá su visión del mundo contrasta con nuestra realidad. Estoy segura que si tuviera un buen asesor, pudiera encaminar toda esa energía cósmica que la rodea a mejores propuestas, pero a veces, parece que un gran número de legisladores, en especial de Morena, temen invertir 50 mil pesos en un buen asesor… y quienes los invierten, hacen con él, una hermosa telenovela política.

II

Carlota tiene más de 90 años de edad, y desde hace 20 años tiene su domicilio en un edificio ubicado en Xalapeños Ilustres, en pleno centro de la capital. Su vida era tranquila hasta inicios de este año, cuando empezó a operar un antro disfrazado de restaurante que da servicio de lunes a sábado desde las cuatro de la tarde hasta las tres de la mañana entre los números 137 y 143. Carlota, junto con otras diez familias y hasta una niña con Síndrome de Down, sufren las consecuencias de esos clientes que se divierten hasta altas horas con música y alcohol. La niña se altera ante tanto ruido. Pero ¿Qué culpa tienen los vecinos? ¿Por qué el alcalde de Xalapa Hipólito Rodríguez Herrero no hace algo? Supongo que como a él duerme muy tranquilo en su casa, piensa que todos duermen igual. Ojalá y la sensatez recaiga en alguien del Ayuntamiento y pueda hacer algo por estas familias que han perdido la calma y la tranquilidad de sus noches.

III

Este 25 de marzo, a las 12 horas, en el salón Azul de la unidad de Humanidades de la Universidad Veracruzana, ubicado en Francisco Moreno y Ezequiel Alatriste de la colonia Ferrer Guardia de Xalapa, Veracruz, se llevará cabo la presentación del libro ‘Diagnóstico Sobre la Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de Veracruz, Análisis y Evidencias a partir del Banco Estatal de Datos de Información sobre Casos de Violencia contra Las Mujeres’, el cual fue elaborado por Estela Casados González y Addy María Gómez.

La presentación correrá a cargo de la titular del Instituto Veracruzano de las Mujeres, Yolanda Olivares Pérez y la directora de la Facultad de Antropología Xalapa, María Antonia Aguilar Pérez.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.