Soy maestro, no soy niñera

Maestro, no niñera, la educación comienza en casa FOTO: WEB

Este ciclo escolar, señor padre de familia, encontrarás en la escuela de tu hijo a un tipo que será el maestro de tu hijo. Bajo el brazo llevará un nuevo plan de aprendizajes y para serte sincero, le acompañarán un cúmulo de inquietudes. Ya no evaluará a tu “angelito” cinco veces de manera bimestral, ahora será evaluado en tres momentos, para eso será muy necesario que le revises las tareas que le encargarán, de ello dependerá mucho que salga aprobado.

Sabrás que ahora tu retoño tendrá la oportunidad de desarrollar su inteligencia socioemocional mediante actividades y estrategias que sus maestros aprenderán en curso súper intensivo. Ya no será necesaria la bata para el taller de herrería o electricidad, ahora tu pequeño, si corre con suerte y la escuela cuenta con el curso de robotrónica, podrá aprender a fabricar sus propios robots.

Pero eso no es todo, tu hijo podrá aprender a jugar ajedrez y aprender las mejores jugadas rusas y convertirse en un campeón del juego de reyes. Por cierto, que no se te olvide que llevas a tu hijo a una escuela de formación, la educación la recibe en tu casa.

Su maestro es eso, un mentor que le enseñará conocimientos duros y a desarrollar sus habilidades y competencias. El saludar, pedir las cosas por favor y el dar las gracias te corresponde a ti, y solamente a ti, inculcárselo es tu noble tarea. Eso no sólo lo hará mejor estudiante, sino que te facilitará las cosa a ti, y a mí me permitirá trabajar mejor con él.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Es un comentario tan polarizado, que refleja tristeza en la labor del docente, el pesimismo natural de alguien que nunca ha trabajado a gusto.

    1. Seguramente eres ese tipo de padre que no puede con el cuidado de sus hijos por eso prefieres que sus maestros los cuiden o los eduquen, no te equivoques, un maestro no educa. Pero creo que ni tú has recibido una buena educación. De ahí tú triste comentario.

  2. Perfectamente es lo que muchos padres ignoramos.. Que el respeto los valores y también por que no parte de la educación escolar nos corresponde.. Si tener un hijo o dos en casa es una tarea difícil ahora el tener 30 a 35 niños juntos.. Yo en lo personal no podría… Buena reflexión y a formar mejores personas.

  3. Es verdad porque ahora la escuela la ven como guardería y muchos padres se desentienden completamente por sus hijos ., Bien dicen la educación se lleva desde casa.

  4. Me parece que no comprendieron el comentario de Isai… El habla precisamente de lo complicada y menospreciado que es la labor docente cuando los padres no nos aplicamos para desarrollar la educación emocional de nuestros hijos… Insisto, me parece. Saludos.

  5. Estimado Isai el sarcasmo de tu comentario me indica que no sabes de que hablas. Documentate para que sepas el origen de esta propuesta. Asi lo entenderas mejor y entonces podras opinar. No te dejes llevar por lo que oyes que aquellos a quienes les interesa le apuestan a la ignorancia. Eres uno de ellos?

    1. Jajajaja la mayoría empieza Aser padre de 14 a los 18 con poco conocimiento en un mundo de apáticas tenemos que apoyarnos no echar culpas la escuela es tu segunda casa por eso ni afavor ni encontrá solo ayudar alos niños que es lo que importa

  6. En otras palabras, “yo nomás quiero checar y cobrar la quincena, cualquier otro esfuerzo es imposible para un maestro”. ¡Con razón no quieren evaluarse!

  7. Mexico esta en último lugar de desempeño educativo según la OCDE
    Nadie les pide que eduquen a nuestros hijos, solamente hagan su trabajo huevones!!!
    Ahora se hacen las víctimas cuando por mucho tiempo les valió madre, Ojalá y sigan corriendo a huevones

  8. Muchos ánimos marcado a una de las más bellas profesiones mal pero también ahí muchos de primer nivel los maestros a eso que los chavitos desde los 14a 18 ya son padres con poca experiencia y nadie guiando los está mal el chiste es mejor oportunidad de aprendizaje de los menores dejar de echar culpas y preocuparnos por lo que vale la pena los menores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.