Y que le jalan las orejas a Dante; «si ya saben cómo es para qué lo invitan»

Ricardo Anaya y Dante Delgado Delgado FOTO: CADENA POLÍTICA

Pues no le cayó nada bien a los azules los desplantes de director de escuela del líder de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado. De hecho, reunidos en su casa de campaña se dieron cuenta del daño que causó la actitud del veracruzano, quien hizo ver a Ricardo Anaya como un colegial al que su papá lleva a la escuela.

Es por ello que de inmediato Ricardo Anaya salió a decir que con los medios de comunicación hay una total apertura y que no importa si las entrevistas son banqueteras o no, él va a atender a la prensa. Pobre Dante, poco a poco se irá relegando, poco a poco se irá quedando solo, poco a poco se irá convirtiendo en un convidado de piedra.

Lo invitarán a las conferencias, pero le rogarán que guarde silencio. El problema es que el señor tiene un problema con su protagonismo y aunque quiera no podrá quedarse callado. Ah qué Dante, «si ya saben cómo es para qué lo invitan».

 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.