Catálogo para saqueadores en Veracruz

Saqueadores
Álvaro Cándido Capetillo y Leticia Perlasca Núñez FOTO: GUSTAVO MARIO CID Y MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER

Durante los gobiernos de Fidel Herrera y de Javier Duarte, el robo se convirtió en una práctica cotidiana; los funcionarios duartistas hicieron gala de todas sus mañas y artimañas para saquear al erario público. Hubo quienes robaron de manera completamente descarada, funcionarios como Álvaro Cándido Capetillo a quien le llegaba el presupuesto y primero apartaba su tajadota para después, lo que sobrara, disponerlo para la educación de los adultos en el IVEA.

O como Leticia Perlasca que daba contratos millonarios a las empresas de su pareja sentimental y luego exigía del Fideicomiso del 2% al Hospedaje que se pagaran esas facturas. Pero hubo otras maneras de robar en los sexenios anteriores. Los contratos para obra que no se otorgaban a menos que el contratista depositara por anticipado el 20 por ciento o el 30 por ciento de comisión.

Esto obligaba a que una vez que el contratista obtenía el presupuesto para la obra, ésta tuviera que ser de menos calidad, lo que redundaba en perjuicio para las comunidades donde se llevaba a cabo la obra. También hubo robo por medio de los aviadores. En menor escala, pero algunos directores colocaban a sus familiares y amigos con sueldos altos que al final esos sueldos se metían a una licuadora y el que se quedaba con la mayor parte era el director.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.