El desastre que azota Veracruz

Incendios
La estulticia de Cuitláhuac García ante las crisis. Pide que población inexperta no combatir incendios. Pero PC se presenta dos días después FOTO: WEB
- en Opinión

Aurelio Contreras Moreno / El incendio que consume las montañas del Valle de Orizaba es una muestra más de la indolencia e ineptitud que campean en el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

Cosechas, flora y fauna se han perdido en lo que ya puede ser considerado como un desastre natural para la zona que comprende los municipios de Nogales, Camerino Z. Mendoza, Maltrata y Huiloapan, y que amenaza con extenderse incluso hacia la sierra de Zongolica. Toda esta región, con una gran cantidad de población indígena en situación de marginación, mucha de la cual, como la de la comunidad de Chicahuaxtla, ha tenido que evacuar sus hogares ante el peligro de que el fuego los alcance.

Completamente distraídos en temas electorales, más preocupados por lanzar toneladas de mierda en forma de guerra sucia, desviando recursos humanos y financieros para la operación política, los “responsables” del estado simplemente lo dejaron al garete y solo reaccionaron hasta que el problema en las Altas Montañas creció hasta convertirse en una emergencia.

Cerca de 250 hectáreas de terreno en toda esa zona han sido consumidas por los incendios que comenzaron desde el sábado, pero que fueron atendidos de verdad por los tres niveles de gobierno hasta el domingo por la tarde, cuando su dimensión aumentó hasta volverse prácticamente incontrolables.

Este lunes que se presentó en la comunidad de Balastrera, en Nogales, la secretaria de Protección Civil Guadalupe Osorno sintió la crudeza de los reclamos del pueblo del que tanto hablan y ensalzan en sus discursos, pero al que no saben responderle cuando es verdaderamente apremiante, pues sus intereses están en otra parte.

“Cómo es posible que vengan a atender apenas un incidente que comenzó desde el sábado pasado. Ya estamos hasta la madre de este gobierno, de estos funcionarios que no resuelven nada”, reprocharon a Osorno, que tuvo que enfrentar in situ la diferencia entre la ensoñación de las consignas partidistas y la realidad del servicio público efectivo.

Pero al menos la secretaria de Protección Civil fue a dar la cara. El que ni por equivocación se ha siquiera acercado a la zona afectada es el gobernador Cuitláhuac García, quien este lunes estuvo en Xalapa dando conferencia de prensa para hacer politiquería en lugar de ir a atender a sus gobernados, a esos que esperan que alguna autoridad de alto nivel se preocupe por su situación y lidere los trabajos para atender a los afectados.

Nada. Lo único que el gobernador ha hecho es retuitear las publicaciones de Protección Civil. Como si con eso ya estuviese cumpliendo con la responsabilidad que asumió hace cerca de seis años y que en todo este tiempo ha sido incapaz, en toda la extensión de la palabra, de cumplir.

Ya para que muchos comenzaran a añorar los tiempos del sexenio de Fidel Herrera, quien al menos sí se presentaba personalmente cuando había una contingencia, es para dimensionar el desastre que ha resultado la administración morenista en Veracruz.

Pero qué tal que los candidatos del régimen irán, sin vergüenza alguna, a pedirle el voto a esos ciudadanos a los que hoy no quieren ni acercarse. ¿Será que les vuelvan a creer?

Asueto

La Rúbrica y su autor se tomarán unos días de descanso aprovechando el periodo vacacional. A sus lectores y editores, gracias. Nos leemos la semana entrante.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *