Carta abierta a la sociedad xalapeña por parte de estudiantes, docentes y administrativos del ITSX

Walter
Cuitláhuac García Jiménez y Walter Luis Sáiz FOTO: WEB
- en Opinión

Xalapa, Ver. ¿Quién es en realidad Walter Saiz? Un hombre cobarde, que se escuda del apoyo y confianza que su “amigo el gobernador” le ha brindado. Un ser que acosa a las mujeres que están a su lado, excusándose de que tiene la “manía” de tocar las piernas sin “malicia”. Es quien humilla a su personal, gritando y diciendo: yo tengo el poder. Aquél que se ha jactado de señalar a los anteriores directivos, sin mirar que ha hecho del Tecnológico su caja grande. Ese que llegó a pie y hoy anda en un BMW, ese que despilfarra el dinero alardeando que invita las borracheras y que no usa el dinero del Tec, pero al terminar la noche ante la mirada de los acompañantes le pide a sus asistentes “facturar” miles de pesos que deberían ser usados para comprar equipo de laboratorio o poner papel en los baños.

Entre las múltiples operaciones que tienen lugar en el Tecnológico, se encuentra el cuestionable pago a empleados fantasma, una práctica realizada por la jefa de Recursos Humanos, Teresa de Jesús Hernández Reyes. Protegida del director general, quien es sometida por parte de éste con comentarios y tocamientos vulgares en públicos. Esta situación se desarrolla a plena vista del Subdirector Administrativo, sin que se tomen medidas al respecto. Individuos como Julissa Fernández Martínez, Clara Imelda Carmona Guzmán y Rafael Eder Báez Méndez, por mencionar algunos, pues la lista es larga, han estado recibiendo salarios del Tec durante varios años, a pesar de que muchos compañeros con más antigüedad no gozan de los mismos beneficios. Asimismo, se destaca el caso de un exjefe de Recursos Materiales, Hyerdin Cabrera, quien antes de asumir dicho cargo, percibía un salario como docente sin cumplir con sus obligaciones laborales. Estos hechos pueden ser confirmados por cualquier trabajador del instituto, quienes desconocen a estas personas y jamás los han visto por los pasillos del Tecnológico.

Otros actos de nepotismo por parte del Director General Walter Luis Saiz es el otorgar de la concesión de las cafeterías del ITSX a su allegado e incondicional José́ Martín Rivera, el cual ha logrado acomodar a su esposa como docente y quien ha tenido el privilegio de no asistir a laborar durante meses, pero eso si cobrando puntualmente su salario, el cual está por encima de muchos que llevan años en el plantel y no han podido mejorar su situación laboral.

Es sabido por todos que el Gobernador asigno 4 millones de pesos para llevar a cabo proyectos productivos a cada uno de los institutos del estado, siendo el Tecnológico de Xalapa el único que no ha respondido ni entregado resultados de esta asignación, ¿qué tanto compromiso hay por parte Cuitláhuac García al director del ITSX para que no haya ni siquiera una llamada de atención?

Este señor que, con su poder y abuso de confianza hacia el gobernador, se ha dado el lujo de llamar pseudo académicos a quienes si hacen investigación, a quienes si se esfuerzan en brindar lo mejor a los alumnos. Quien en su arrogancia decide quien merece el título de maestro y quien no. Quien dice que no sabe lo que firma y que han abusado de su confianza, cuando el único que ha abusado de la confianza de un amigo es él. El mismo que convoca a reuniones sin sentido, donde no tiene la mínima idea del funcionamiento de un tecnológico, es más, del que no sabe ni su nombre, y llama erróneamente como Universidad Veracruzana en plena convivencia institucional del Tecnológico.

Los alumnos y exalumnos del Instituto son violentados, haciendo sus trámites excesivamente tardados, incluso bloqueándoles el acceso a oportunidades laborales retrasándoles la liberación del idioma inglés o quitándoles niveles y obligándolos a aplicar un examen especial para valer nuevamente su avance, o aplicándoles un examen para “revalidar” documentos de los estudiantes, en que empresas Internacionalmente reconocidas avalan su nivel, todo esto con tal de generar más ganancias para sus arcas personales, todo esto operado, según de acuerdo a los lineamientos del TecNM (que valdría la pena revisar), por la Coordinadora y consentida de Walter, por la que en más de una ocasión a expresado sentimientos íntimos, con tal cobijo, opera a diestra y siniestra el trámite de las liberaciones de inglés, obstaculizando el futuro de los estudiantes, tratándolos con desprecio y humillándolos, ya se ha olvidado de lo que significa ser una servidora pública, que ella está para ayudarlos y atenderlos no para ser un obstáculo en su vida académica.

Señor gobernador, espero que estas palabras le lleguen, que no se ciegue por el afecto que le pueda tener a Walter y recuerde lo que la 4ta. Transformación ha mencionado sin cesar: NO A LA CORRUPCIÓN y no haga caso omiso a la situación por la que está pasando tan noble Institución, deje de respaldar al director y a sus operadores cercanos.

Atentamente:

Uno de los calificados pseudo docentes por el actual director del Instituto Tecnológico de Xalapa.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *