El SNTE, un tigre sin garras ante el gobierno Federal, su líder es un títere que brinca ante un tris del presidente

SNTE
Alfonso Cepeda Salas y Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB

Cuando el malogrado líder del SNTE, Juan Díaz de la Torre fue prácticamente obligado a dejar las riendas del sindicato, este quedó en manos del coahuilense, Alfonso Cepeda Salas. En ese momento, su apuesta política era por José Antonio Meade Kuribreña, de la Coalición Todos por México. Por eso, cuando el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador se alzó con la victoria, camaleónicamente, el sentista busco al nuevo presidente, quien por unos meses le aplicó la ley del hielo. Seguramente, el nuevo presidente evaluó que tan pertinente era regresar el SNTE a la maestra Gordillo.

Finalmente determinó dejarla fuera de la vida sindical. Por tal motivo, Alfonso Cepeda Salas, sabía que debía conseguir la venia del tabasqueño, a como diera lugar, sabía perfectamente que el único camino y tabla de salvación que le quedaba, era la sumisión y rendirle pleitesía al nuevo Tlatoani. Su plan, finalmente funciono, el ejecutivo federal tenia informes de que Cepeda Salas ya se decía y se hacía pasar como “aliado” tras manifestar su apoyo total al dictamen de reforma a los artículos 3, 31 y 73 constitucionales.

Llego al extremo de llamar al sindicato de maestros, “ejercito intelectual de la 4T”. Por esa razón, el SNTE carece de fuerza, Cepeda Salas lo entrego al gobierno federal con la complacencia e indiferencia de miles de maestros que siguen la modorra en su privilegiada zona de confort.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *