Diana Karina Barreras Samaniego

Samaniego
Diana Karina Barreras Samaniego FOTO: WEB
- en Opinión

Sergio González Levet / En su cruzada por llegar a ser el candidato de la coalición de Morena-PT-PVEM para la gubernatura de Veracruz en 2024, el diputado Sergio Gutiérrez Luna ha tenido un apoyo formidable de parte de su esposa, Diana Karina Barreras Samaniego. Joven, preparada e inteligente, ha formado con el minatitleco una pareja que hace el uno-dos de maravilla en el rejuego de la política.

Quienes se preguntan quién es esta mujer esbelta y garbosa hallan la respuesta en los anales del Estado de Sonora, en donde nació y se formó profesionalmente hace no muchos años. Estudió la carrera de Derecho y terminó la maestría en derechos humanos por parte de la Universidad Panamericana.

Diana Karina fue electa diputada por el Partido del Trabajo en la actual Legislatura de Sonora, en donde es Presidenta de la Mesa Directiva. Como empezó a desarrollarse desde muy temprano en el servicio público, ya ostenta un apreciable currículum con posiciones en los tres niveles de gobierno. Ha sido consultora del SAT y contralora en el INE, regidora en el Ayuntamiento de su natal Hermosillo y secretaria técnica del Instituto de Transparencia, por nombrar una parte.

Sergio es el único aspirante de Morena que se ha hecho acompañar de su pareja en la égida por el vasto territorio de nuestro estado. Él y ella han acometido montes y cerros ampulosos, han caminado las veredas insondables de los caminos montunos y han corrido por las praderas de las tierras bajas.

Desde el polvo de la tierra a pie, han recorrido tomados de la mano los caminos fructuosos de nuestra hermosa geografía y se han sentado a platicar con las viejas sabias de la Huasteca, con los patriarcas de la sierra, con los jóvenes del sotavento, con los chamanes tuxtlecos, con los vaqueros del sur profundo y caluroso.

Los pobladores de toda esta tierra, que son de profundas entendederas, han reconocido tanto en Sergio como en su esposa Diana a personas de buena fe, a políticos que no han dejado que se manche su plumaje.

Los otros y la otra no lo han hecho así, sus razones tendrán -o la falta de ellas o de él- pero para Sergio Gutiérrez Luna, la compañía de su mujer y de sus dos pequeños hijos (saludos a Sergio y Víctor, traviesos e incontenibles) ha sido una bendición que reconocen los futuros electores, los militantes de Morena primero y muchos ciudadanos sin siglas después que han conocido los proyectos de la pareja y se han dejado convencer por el entusiasmo y el deseo de trabajar por el bienestar de todos.

Diana Karina se mueve como pez en el mar generoso de nuestra cultura y nuestras tradiciones, se habla de tú a tú con todos y es reconocida como la más veracruzana de las sonorenses. Porque ella no niega su origen y lo despliega junto con su amor por Veracruz. Habría que agregar que la diputada Barreras muestra talento en el desarrollo de sus ideas y se expresa con un lenguaje fluido y claro, lo que se agradece.

Como pareja unida y llena de entereza, Sergio Gutiérrez Luna y Karina Barreras han dado en el clavo del espíritu jarocho. Y todos han visto que es para bien.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *