Monreal y la Gálvez golpearon al Gobierno estatal

Monreal
Ricardo Monreal Ávila; Xóchitl Gálvez Ruiz FOTO: WEB
- en Opinión

Irineo Domínguez Méndez / No cabe duda que “para que la acuñe apriete tiene que ser del mismo palo”. Sintiéndose observado, seguro y protegido por ser corcholata, Ricardo Monreal se le fue a la yugular al gobierno del Estado y, ¡chin! disparó a mansalva; criticando todo lo que vio: carreteras locales y federales destruidas, inseguridad, exceso de publicidad de las otras corcholatas y del secretario de gobierno; etc. En pocas palabras: “agarro parejo”. No se si escupió “pa´rriba”, pero de que le pegó a la 4T no cabe la menor duda: “pateo el pesebre”. Apoyando su crítica al aludir que Amloco opina igual: el derroche en publicidad ya no funciona; la gente está y muy politizada.

En venganza de un pasado cercano, olvidó toda mesura que siempre le caracteriza. Monreal, un tipo calculador, con experiencia sobrada en la práctica política conciliatoria, sorprendió a propios y extraños con sus declaraciones.

A su paso, dio un coletazo al gobernador del Estado y al secretario de gobierno. Critica el deterioro de las vías de comunicación; la inseguridad, la subordinación ante el ejecutivo de los otros poderes, etc., y, sin dar un argumento justificador y también apoyado en Amloco, asume que, con los gastos de la promoción del libro del secretario, pueden bachearse las carreteras del norte del Estado; hasta lo destapó como aspirante al senado. Amarrando navajas, reconoció a Manuel Huerta, comprándolo favorablemente en contra de Rocío Nahle.

Ricardo Monreal me recuerda aquello de que: “en política, se cobran las facturas”; también tiene experiencia en ello. Recordemos que, por votar en contra de la reforma electoral, muchos morenistas lo criticaron y trataron de alejarlo de Amloco; quien lo mantuvo como presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del senado. Algunos dijeron que no lo quiso victimizar, otros apostaron por su renuncia; ninguna de esas cosas aconteció.

Sus declaraciones dieron argumentos a la oposición para utilizarlas en contra del gobierno estatal. Si lo hizo premeditadamente, ¿Desea cobrárselas?, o ¿quiere beneficiar a la alianza de enfrente y/o al MC en las contiendas electorales de Veracruz? Mencionó que el gobierno actual puede perjudicar los resultados electorales del próximo año en las elecciones locales. Eso no puede ignorarse. Si el agua estaba ya chapoteada, la acabó de agitar.

Pa´cabarla de joder vino a hacer campaña la Xóchitl Gálvez, quien anda destapada por todos lados; en cada lugar que visita suelta “chingadazos” contra los morenos. Aquí no hubo excepción, dio contestación a las declaraciones del gobernador; amenazó con presentar denuncias (nada extraño en ello, al escudarse, principalmente en su género); táctica que le da reflectores.

Uno de sus señalamientos sacó chispas al señalar la construcción de la refinería de Dos Bocas. Insultó “abierta y públicamente” a Rocío Nahle; sin dejarle más opciones la calificó de “ratera o pendeja o las dos cosas”. Sabemos que su lenguaje no proviene del vulgo, sino del poder que siente tener por los cargos que ha tenido; pero, de que se mandó, se mandó y hasta la cocina.

Ha cometido un gran error que pudiera aprovechar la Secretaria de Energía. Digo “pudiera” porque sus asesores políticos, se presume también, son incompetentes. La Gálvez “se puso de a pechito” se diría en el argot popular. Se colocó en posición vulnerable; aquí el problema es que – de antemano -, existen más probabilidades de omisión de aprovechamiento político, que tanta falta le hace a la aspirante a gobernadora, por falta de capacidades.

Otro sí digo. No puedo evitar dar “norte”: ¿qué sucedería si Rocío Nahle se coloca a la altura de la Gálvez? ¡Ganaría popularidad, se posicionaría entre los morenos que la desprecian por soberbia!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *