En Xalapa aún se desaprovecha agua de lluvia; proponen sistemas de captación pluvial

Agua
La Fundación Salvemos el Agua alertó que la crisis actual por el agua no se había visto durante las últimas tres décadas en la ciudad de Xalapa y la región capital del estado de Veracruz FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla / Xalapa, Ver. La Fundación Salvemos el Agua alertó que la crisis actual por el agua no se había visto durante las últimas tres décadas en la ciudad de Xalapa y la región capital del estado de Veracruz.

El presidente de la organización, Alejandro de la Madrid Trueba, consideró que el problema de la escasez de agua se ha ido agravando desde el año 1995 y que aún se desaprovecha el agua de lluvia.

El especialista atribuyó el desabasto al cambio climático, a la sobre explotación de los recursos hídricos, contaminación del ecosistema y al crecimiento desmedido de la mancha urbana, por mencionar algunos factores.

«No ha aumentado el agua, seguimos recibiendo la misma cantidad de agua que se traía y eso trae consecuencias, hoy desabasto, hoy menos agua disponible para todos, hay que repartirlas por todas partes, no alcanza, a eso le agregamos las consecuencias con la crisis climática, la falta de lluvias y el aumento de las temperaturas, del calor», añadió.

El entrevistado indicó que esta crisis se ha visto reflejada en el desabasto de agua en muchas colonias de la capital veracruzana y en otras zonas del estado.

Alejandro de la Madrid recordó que desde hace tres administraciones municipales se ha propuesto al gobierno la instalación de sistemas para la captación de agua pluvial.

«Hasta el día de hoy no se ha escuchado. Se desaprovecha la gran cantidad de agua que llueve, ahorita tenemos el problema de la falta de agua pero en la ciudad sigue cayendo agua».

Se estima que en Xalapa llueven mil 500 milímetros de agua cada año, una cantidad importante que es desaprovechada en la población.

«Hay bajantes, colectores pluviales, pero en la gran mayoría de los casos están conectados a los sistemas de drenajes. Si no aprovechamos el agua de lluvia pues lamentablemente no podremos reducir el estrés hídrico», enfatizó.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *