Olga Sánchez Cordero reconoce que en el llamado Plan B hubo un proceso “atropellado”. “Tenemos que mejorar, antes de echarle la culpa al vecino”

Se agiganta la senadora Olga Sánchez Cordero, quien además de senadora de Morena, es constitucionalista FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Se agiganta la senadora Olga Sánchez Cordero, quien además de senadora de Morena, es constitucionalista. Sabe doña Olga Sánchez Cordero que lo que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no desaprobaron el Plan B que buscaba cambiar algunas normas del INE, sino que se desaprobó el proceso legislativo, pues hubo muchas irregularidades.

Una vez que se echó para abajo el Plan B en su totalidad, la senadora de Morena declaró: “Es una pena que por un proceso legislativo muy atropellado, porque fue muy atropellado y nosotros tenemos que hacer una reflexión personal, hacia el interior de las Cámaras, cómo mejorar nuestro trabajo legislativo y nuestros procesos legislativos para no tener que enfrentar invalideces por procesos legislativos y que no entre la Suprema Corte al fondo, que sería importantísimo que hubiera entrado”.

Exacto, la SCJN no iba a entrar a fondo del Plan B, pues sólo estaba impugnada la manera como se aprobó en el Legislativo. La exministra Sánchez Cordero enfatizó: “Pero como el proceso estuvo muy atropellado, y yo quiero reconocer que estuvo atropellado, no se siguió un proceso limpio, transparente en ambas Cámaras, sobre todo en la Cámara de origen. ¿Qué tenemos que hacer? Una reflexión al interior, una introspección: ¿qué hicimos mal, qué tenemos que mejorar, antes de echarle la culpa al vecino?”.

Gerardo Fernández Noroña un parásito que, perdiendo, gana. Todos saben que sólo compite por el premio de consolación

Todos sabemos que Gerardo Fernández Noroña no va a ser presidente de México. El diputado con licencia del PT se montó a la campaña presidencial porque alguien le dijo que iba a haber premio de consolación. Noroña, quien ha sido diputado en varias ocasiones, ahora quiere probar una curul en el Senado. Siente que ya le toca. Además, parásito como es, no quiere dejar de vivir del presupuesto. Sin embargo, él tiene que soltar el discurso de ganador: “A partir de este momento caminamos solos los aspirantes, con la responsabilidad que esto implica y yo les voy a ganar, a pesar de que no tengo ni un espectacular”.

Pero él sabe que no, que lo suyo, lo suyo, es parasitar. Desde hace tiempo encontró una fórmula que lo mantiene en las Cámaras del poder. Hace creer a los incautos que es combativo, cuando todo mundo sabe que es un sujeto rijoso; lo suyo no es el discurso ni los argumentos, sino los gritos y los insultos. Ya la diputada panista Martha Romo Cuellar le leyó la cartilla cuando pidió licencia para separarse del cargo.

Martha Romo le dijo: “El gran ganador de este proceso, definitivamente eres tú. No tienes ni siquiera posibilidad de ganar pero te colaste en la lista y vas a tener premio de consolación. Así que mi admiración y respeto porque lo lograste (…) Vas a tener otros tres o seis años de vivir de parásito”. Por cierto, en su asamblea celebrada en el Parque Juárez, sólo uno que otro despistado acudió; cuando vieron quién era, pues mejor se fueron.

Claridosa Elena Poniatowska habla de las 5 “corcholatas” y dice cuál es su preferida. Noroña “siempre va a querer, Adán se lo sacó de la manga y Velasco es un niñito”

A quien debería escuchar el presidente López Obrador es a Elena Poniatowska, quien en las tres elecciones presidenciales en las que contendió, ella estuvo ahí. Sin embargo, López Obrador ha demostrado que es un malagradecido, pues varios de los que estuvieron con él desde el principio de su carrera presidencial, les ha dado la espalda. No asistió López Obrador a la entrega de la “Medalla Belisario Domínguez” que se le entregó a la escritora. A pesar de eso, la Pony habla acerca de los aspirantes presidenciales de la Cuarta Transformación.

Sobre cuál es su preferido, Elenita le dijo a Carlos Loret de Mola que ella optaría por Marcelo Ebrard o por Claudia Sheinbaum. A Ebrard por su origen francés y por haber estado en los scouts franceses. A la Sheinbaum porque cree que ya es tiempo de que México tenga una mujer presidenta. Por cierto, no menciona cuáles pueden ser las cualidades de cada aspirante.

Sobre Gerardo Fernández Noroña ha dicho de manera muy atinada: “Noroña siempre quiere y va a seguir queriendo«. Sobre Adán Augusto dijo: “Creo que el presidente se lo sacó de la manga«. Sobre Manuel Velasco señaló: “Es un niñito de allá de Chiapas. Es como un niñito trajeadito”. Claridosa la escritora, amiga de la Cuarta Transformación, a quien le han pagado mal, quien ha criticado al presidente y por ello el muy malagradecido la hace a un lado.

Twitter: @aortiz52 @lbajopalabra

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *