La cobardía de los jueces veracruzanos. Como dijo Don Quijote, por la libertad señores jueces, “se puede y debe aventurar la vida”

Jueces
La cobardía de los jueces veracruzanos FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Los jueces de Veracruz son unos cobardes. En lugar de doblegarse ante la represiva estulticia de este gobierno, los jueces del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz debieron unirse y dar la espalda a las medidas draconianas de Cuitláhuac García. Pueden meter a un juez a la cárcel, a dos o quizá a tres, pero no los pueden meter a todos. Pero en las escuelas de abogados no se imparte la materia de “Valentía”. Muchos de esos jueces que se doblegaron, están más acostumbrados a la complacencia con el gobierno por eso no les costó trabajo doblarse; otros debieron resistirse más, pero les faltó valor para protestar. No recordaron las palabras del pastor protestante Martin Niemöller: “Cuando vinieron a llevarse a los judíos, no protesté, ya que no era judío, Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar”. La valentía se mama con la leche materna, no se aprende, pero la valentía se fortalece cuando se tienen principios y valores, cuando la ética está por encima de cualquier miedo, de cualquier interés. En su cobardía olvidan los jueces que la justicia, la verdad y la libertad son ideales que se deben defender. Citando de la película de los Wachowski, V de Vendetta: “Yo he visto el poder de los ideales. He visto a gente matar en su nombre y morir defendiéndolos”. Ya lo dijo el ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra se puede y debe aventurar la vida”. Pero ustedes, señores jueces veracruzanos, por su cobardía, han despreciado la libertad de una de las suyas, la jueza Angélica Sánchez. Las generaciones de abogados que los precedan, señores jueces, recordaran con vergüenza sus rostros de azoro.

Veracruz primer lugar nacional en víctimas de atrocidades. Pero a Cuitláhuac García le ocupa más meter a la cárcel a juezas y periodistas

Lo señalamos a tiempo, Cuitláhuac García sigue los pasos de Javier Duarte. En agosto de 2011 el gobernador Javier Duarte metió a la cárcel a dos personas por tuitear mensajes de alarma; meses después propuso una ley para sancionar a los tuiteros, equiparando esos mensajes de alarma como actos terroristas. Duarte se convirtió en noticia internacional. Hasta la cadena de noticias árabe, Al-Jazeera, acusó a Duarte de ser un gobernante represor. Cuitláhuac García, al igual que Javier Duarte, se ha convertido en noticia internacional. Su arremetida contra el Poder Judicial, particularmente en contra de la jueza Angélica Sánchez, lo ha puesto como un gobernante represor. Sus ataques en contra de la prensa también lo ponen en los noticieros nacionales e internacionales. El caso de la periodista Claudia Guerrero ha sido retomado por los más reconocidos noticieros de México, al tiempo que organizaciones internacionales de protección a periodistas han mostrado su apoyo a la periodista Claudia Guerrero. ¡Mientras tanto en Veracruz! Señala el periodista Héctor de Mauleón: “Causa en Común ha señalado que Veracruz es la entidad con mayor número de personas afectadas por la violencia. En tres meses contabilizó 716 víctimas. Registró también 20 feminicidios cometidos con crueldad extrema, 12 de casos de tortura y 3 asesinatos de actores públicos (…) El año pasado Causa en Común ubicó a Veracruz en el primer lugar nacional en víctimas de atrocidades: registró 1,166 solo entre enero y octubre”. Las masacres se multiplican en Veracruz, pero a Cuitláhuac García le ocupa más meter a la cárcel a juezas y periodistas.

Hallan los restos del Titán, un sumergible que implosionó con 5 personas adentro. Netflix y HBO se pelearán los derechos de la serie o película

Durante los últimos 4 días el mundo estuvo a la expectativa de lo que sucedía en el océano Atlántico, a unas 90 millas (mil 400 kilómetros) de Cape Cod, Massachussets. Ahí se sumergió un pequeño submarino con 5 personas, millonarios que pagaron 250 mil dólares para bajar a ver los restos del Titanic. Después de una ardua búsqueda en la que participaron tres naciones, Estados Unidos, Canadá y Francia, se encontraron restos de la nave sumergida, por lo que se sabe que los 5 tripulantes murieron cuando implosionó. En redes sociales, los moralistas y los antimoralistas disputan una pelea. Unos tratan de hacer que las personas mediten sobre lo que tienen, que no son riquezas, porque aquellos que las tuvieron las utilizaron para morir. Los antimoralistas, con humor negro y sarcasmo se burlan de lo sucedido, sobre todo de la estulticia de los pasajeros que pagaron un boleto para que un tipo manejara un submarino con un joystick, como si fuera a jugar el “Warcraft” o el Grand Theft Auto: San Andreas y los condujera a su muerte. En adelante, una vez superada la tragedia, las productoras de cine se pelearán los derechos para filmar una película sobre el caso. ¿Dónde veremos la película o serie? ¿En Netflix o en HBO?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *