¿Y los que sembraron droga y armas a la jueza Angélica Sánchez? Sólo seguían órdenes de Cuauhtémoc Zúñiga, quien a su vez obedecía al Bola 8

Jueza
Cuauhtémoc Zúñiga Bonilla y Éric Cisneros Burgos FOTO: WEB

Los elementos de la Secretaría de Seguridad de Veracruz, policías al mando de Cuauhtémoc Zúñiga Bonilla, sembraron drogas y armas a una mujer que durante 20 años había trabajado para el Poder Judicial. Estos policías infames intentaron dibujar como una drogadicta que salía por las madrugadas, armada para ver con qué policía se agarraba a tiros; dice el hijo de la jueza Angélica Sánchez, que la obligaron a disparar un arma, para hacer parecer que disparó contra los policías. ¿Quién obligó a estos policías a soltar semejante historia, digna de las películas de Quentin Tarantino?

Eso lo deberá esclarecer Asuntos Internos cuando llame a declarar a los policías que detuvieron a la jueza Angélica Sánchez. Cuentan al interior del Palacio de Gobierno que incluso los mandos de la Marina están extrañados por el comportamiento del capitán Zúñiga y hasta le pidieron que rindiera cuentas de sus acciones. Pero también hay que decirlo, el capitán Zúñiga no se manda solo.

Así como sus policías siguieron las órdenes de él, Zúñiga Bonilla siguió las órdenes de su jefe de facto, el falso afrodescendiente Eric Cisneros Burgos, secretario de Gobierno de Veracruz, que es quien realmente manda en la Fiscalía y en la SSP; Zúñiga Bonilla está a sus pies y le hace caso en todas las locuras y represiones que le pide con tal de atrapar opositores, empresarios, y todo aquel que no le rinda pleitesía al hijo putativo de Yanga. Habría que advertirle al capitán que de seguir haciéndole caso al Bola 8, su carrera de Marino está en juego.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *