Dice el presidente que la enfermedad de Gertz Manero se ha manejado en los medios de manera miserable; pero si el fiscal quiso encerrar de por vida a su cuñada de 95 años

Gertz
Laura Morán y Alejandro Gertz Manero FOTO: WEB

No se le cree al presidente López Obrador cuando habla sobre la enfermedad del fiscal Alejandro Gertz Manero. Para empezar Gertz Manero está hospitalizado desde hace casi un mes, pero apenas, cuando se filtró que estaba en uno de los hospitales más caros de Baltimore, fue que el presidente salió a informar: «Ha habido mucha especulación y una actitud muy, no quiero usar la palabra, quiero suavizarla, yo diría, la voy a usar: miserable en todo este asunto, porque vi un mensaje creo que el tuit (sic) y hay muchos, deseándole la muerte. Incluso, vi uno que resultó falso, atribuido a Diego Fernández de Cevallos, palabras más, palabras menos lo que no pudo la justicia, lo hizo el cáncer».

¿Miserable? ¿Quién es aquí el miserable? Vale recordar que, con artimañas judiciales, con abuso del poder y con ganas de quedarse con una herencia que no podrá disfrutar, Gertz Manero intentó encerrar en prisión domiciliaria a Laura Morán, una mujer que entonces tenía 95 años, que fue mujer de su hermano.

Gertz la acusó de asesinato, que porque la mujer de 95 años no pudo atender a su esposo y por eso se murió. Lo que está pasando con el miserable de Gertz Manero es lo que la gente llama karma, que no es otra cosa que la ley de la retribución, «lo que siembras es lo que cosechas».

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *