La sombra

La sombra
La sombra FOTO: WEB
- en Opinión

Alberto Calderón P. / Existen diversas referencias acerca de las sombra, una de ellas nos indica que cuando el día o una luz ilumina el espectro a contraluz proyecta un cuerpo opaco ya que el objeto animado o inanimado impide el paso de esta, existen las sombras en la pintura, incluso en diferentes intensidades, se hace referencia de ella en el espectro espiritual, o relacionada con la ignorancia, pero también es conocida por los investigadores del comportamiento humano como una forma de escudriñar en el lado oscuro de nosotros ya sea en forma individual o colectiva. De eso hablaremos en este artículo. 

Se menciona que a medida que vamos fincando nuestra presencia en este mundo, los adultos van moldeando a sus hijos, sobrinos, nietos; a los más pequeños a su imagen y semejanza, la formación para coartarnos la libertad entre lo bueno y lo malo, entendiendo que lo malo es visto desde la perspectiva del adulto, como también a él lo formaron, son las formas correctas, lo que se reprime, recrimina, va coartando la libertad y con ella va acompañándonos una sombra cada vez más intensa. Ese otro lado de lo que somos o lo que quisiéramos ser y no se nos está permitido. Un ejemplo es la sexualidad que es reprimida, mal vista por algunos adultos, pensando que debe ser ocultada dentro de la formación de las familias. Otros grupos o incluso culturas proponen como objetivo el poder y el dinero como principios rectores y con esos valores educan a sus hijos, no hablan de la felicidad y piensan que esta solo se logra por esos medios. 

Las expresiones artísticas en muchas familias no son toleradas, son incluso reprimidas. En otros ámbitos desde luego que no, la sociedad va evolucionando a veces a paso muy lento otras llevan una dinámica con mayor apertura. Todas nuestras capacidades, aptitudes, talentos innatos de nuestras vidas que son rechazados van formando un tesoro oculto. También se encuentran otras como la ira, el deseo, el odio, ocultos en una mescolanza que va haciendo más intensa la sombra que llevamos dentro, que no se ve por caminar por el mundo y ante los demás exhibiendo la imagen que ofrece la luz y escondiendo la sombra de otras cosas que tenemos reprimidas de nuestro ser, creando con ello problemas de personalidad y conducta como lo menciona la doctora en filosofía y psicología de la Universidad de Zurich Liliane Frey-Rohn. 

Queda muy poco espacio para explicar un poco más sobre estos conceptos, solo haré una referencia muy general acerca de la sombra colectiva que nos arrastra por senderos que no nos imaginábamos creando animadversión con nuestros semejantes por el hecho de contar con un pensamiento distinto, así lo menciona Jerome S. Bernstein en su libro Poder y política en donde menciona que la Unión Soviética cambió la historia de los educandos con el argumento de haber sido formados los alumnos con mentiras, con el fin de modificar su conducta y formación acorde a la ideología imperante en ese momento. 

Hoy más que nunca para no ser víctimas de las decisiones unilaterales del poder se hace necesario cada vez más la libertad de prensa en contra de la paranoia ideológica del poder en turno, ahora mismo lo vemos en la práctica. Cómo impedir que se formen grandes sombras que nos confronten entre los actores de una misma sociedad. Es momento de una reflexión profunda ¿o no lo piensa así querido lector?  

[email protected] 

Miembro de la Red veracruzana de Comunicadores Independientes (REVECO). 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.