La poeta Esther Mandujano presentó ‘Frontera, el viejo puerto’ en Casa Doña Falla; música, canto y poesía en este recinto musical

Nos sacó de nuestra casa la poeta Esther Mandujano para participar en un evento de poesía, música y canto, como aquellos que, junto con Raúl Hernández Viveros y Roberto Williams, vivimos a finales del siglo XX. Nos sacó de nuestra casa para llevarnos a Casa Doña Falla, donde se encuentra el Museo de la Música Veracruzana; un recito que la misma poeta rehabilitó. Nos sacó de casa para escuchar su voz, para mostrarnos el don de la declamación, para empaparnos de su poesía en un recinto que de por sí ya es un monumento poético.

Todo se prestó para pasar una tarde memorable, el clima, el lugar, la poesía y la música; pero también los amigos que, a pesar del tiempo, siguen teniéndonos presente. La tarde de este jueves 28 de julio la Casa de Doña Falla volvió a adquirir vida. La poeta Esther Mandujano presentó su poemario Frontera, el viejo puerto, una compilación poética donde da rienda suelta a sus obsesiones por el mar, por su infancia, por su familia.

Un recital poético que rinde un homenaje a su madre, esa «luz que camina en el recuerdo y pasea su esplendor entre los patios nutridos de niñez y sonrisa». Vale mencionar que el patio de Casa Doña Falla, donde se presentó el poemario, estuvo completamente llenó, contando con la presencia de los talleristas de la Quinta de las Rosas, donde tiene un lugar especial, una casa más de las tantas en donde su poesía busca refugio.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.