Daniel Hernández del Ángel, de aguerrido vocero del MMPV a dócil funcionario municipal en Córdoba; pero eso sí, se siente intocable

Ángel
Daniel Hernández del Ángel FOTO: WEB

Dice una máxima bíblica que no se puede servir dos amos, porque tarde o temprano quedará mal con uno. Durante varios años, medios de comunicación hemos dado cobertura a las actividades magisteriales, sobre todo a las del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV). Todo mundo sabe que, después de la lucha encarnizada contra la Reforma Educativa, surgieron varios minisindicatos. En el caso del MMPV, éste se mantuvo en el limbo, no quiso oficializarse como agrupación sindical, sin embargo, a pesar de no contar con registro sindical, ejercían presión ante la autoridad oficial.

Su vocero, Daniel Hernández del Ángel fungía como factor de unidad, sin embargo, después de haber sufrido un accidente carretero y de afortunadamente haberse recuperado, se dedicó a viajar a Europa y a Centro América. La defensa de la noble base magisterial del MMPV fue descuidada, ésta pasó a segundo plano. Hernández del Ángel comenzó hacer grilla, pero para su beneficio personal. Hoy, el que fue un aguerrido líder y que criticó con todas sus fuerzas a aquellos maestros que se valieron de las siglas del MMPV, finalmente fue seducido por las empalagosas mieles del poder.

De modo que, si usted quiere hablar con él, sólo tiene que buscarlo en la Dirección de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Córdoba. Desde luego que todos tiene derecho a trabajar donde les venga la gana, sin embargo, no se puede chiflar ni comer pinole al mismo tiempo y, en el caso de Daniel Hernández del Ángel, es funcionario municipal y quiere seguir al frente del MMPV. Por cierto, por ahí se sabe que el exaguerrido vocero ya aprendió como hacer bisnes con los transportistas. Pronto les contaremos toda la historia.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *