Manuel Huerta como F. Salgado: solapados e intocables

Huerta
Manuel Huerta Ladrón de Guevara FOTO: WEB
- en Opinión
*En Veracruz 62 feminicidios y 436 ausentes hasta agosto
*Culpa Cuitláhuac a Yunes y medios de solapar violencia

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / DICEN QUE el buen juez por su casa empieza, pero como al Gobernador Cuitláhuac García Jiménez solo le interesa repetir como muñeco de ventrílocuo todo lo que dice el Presidente Andrés Manuel López Obrador culpando hasta de los males por venir a los conservadores, soslayando de esa manera su propia responsabilidad en el periodo para el que fue electo, que los medios de comunicación y el ex Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares solaparon la violencia contra las mujeres (a propósito del caso Rogelio Franco Castán detenido más por cuestiones políticas que jurídicas en el penal de La Toma), aunque se olvida que el titular del Ejecutivo Federal ha hecho lo propio con el Senador Félix Salgado Macedonio que enfrenta varias averiguaciones abiertas por presunta violación, acoso y agresiones a mujeres, mientras que en Veracruz el delegado de Bienestar, Manuel Huerta Ladrón de Guevara jamás ha sido llamado a declarar por la Fiscalía pese a las denuncias en su contra desde hace un año por el presunto delito de abuso sexual. Una de esas denuncias fue formalizada ante la amodorrada Fiscalía General del Estado tras haber circulado previamente en redes sociales desde semanas atrás, cuando la presunta víctima se presentó públicamente para revelar que ha sido amenazada y teme por su seguridad tras dar a conocer el presunto abuso sexual del funcionario morenista. La mujer agredida indica que la querella fue integrada en la carpeta de investigación 254/2020, en la que dio detalles de la agresión sexual que sufrió a cambio de obtener prebendas oficiales. “Sé que no soy la única que ha sido violentada por el señor Manuel Huerta, les pido que se pongan en contacto con mi abogado para hacer una denuncia colectiva», pidió a otras agraviadas, al tiempo que demandó al presidente que se dé cumplimiento a la demandas judiciales en contra del servidor público, y amenazó que si no hay avances sacará a la luz dos vídeos que tiene de Huerta Ladrón de Guevara, algo que no ha ocurrido, aunque si una foto donde se ve al funcionario manoseando a una mujer.

PERO AQUELLO duerme el sueño de los justos, muy a pesar de que la agraviada confeso que los hechos ocurrieron el 22 de Septiembre de 2019, y al día siguiente presentó la primera denuncia, pero el Delegado coptó a su primer abogado y luego a otro más, por lo que ambos desistieron de ayudarla hasta que encontró a uno con «agallas». Y es que Huerta, según dijo, se escuda en una supuesta amistad con el presidente Andrés Manuel López Obrador para evitar tomar responsabilidades por sus actos. «Él desde mucho tiempo atrás ha tenido esa conducta, y cuando lo cuestionas de por qué pasó esto o por qué una persona denunció tal cosa, dice que ustedes (los medios), son los culpables, que la prensa hace fake news». Y aunque el abogado Roberto Rodríguez dijo que llegarían hasta las últimas consecuencias y que por eso interpuso la segunda denuncia de manera formal, los hechos ocurrieron hace más de un año y lo cierto es que en la Fiscalía nada se ha hecho, ni siquiera llamar a declarar a Huerta, lo que demuestra que en Veracruz y el País se aplica la ley juarista: a los amigos justicia y gracia, a los enemigos, justicia a secas.

CON TODO y lo anterior, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, pues al tratar de explicar por qué el estado de Veracruz ocupa un vergonzoso segundo lugar nacional en feminicidios, tuvo la puntada de acusar con índice de fuego al gobierno de su antecesor, Miguel Ángel Yunes Linares por haber solapado la violencia de género de su secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán en contra de su esposa, y hasta culpó a los medios de comunicación de ser cómplices por haber guardado silencio (acaso porque el Gobernador no lee, y por ello no se entera de lo que ocurre en su entorno). Alguien, sin embargo, le recordó las denuncias que desde hace varios meses pesan en contra del delegado de los Programas Federales en Veracruz y uno de sus contertulios en la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, y ahí sí, como dice el dicho popular: “la puerca torció el rabo”.

Y ES que ante la pregunta de qué pasa con la denuncia en contra del delegado Federal, García Jiménez se limitó a señalar: “él los tendrá que resolver y no se le solapará”, cuando los delitos por los que fue denunciado se persiguen de oficio, y la Fiscalía debió llamarlo a comparecer o consignar la averiguación ante un juez. “-¿No se le está solapando tampoco?, terció un reportero, y Cuitláhuac, a quien para entonces se le había terminado el furor, respondió: «-Ah no, por supuesto que no, que se investigue y se seguirá investigando». Pero el problema es que de eso ya hace varios meses, más de un año para ser concretos, y a la fecha nada se ha hecho. Y uno se pregunta: ¿Qué acaso eso no es complicidad, Gobernador? ¿No es solapar la violencia de género y sexual?. Por lo pronto, García Jiménez juró y perjuró que desde su gobierno se están emprendiendo por primera vez acciones para combatir las violencias contra las mujeres (algo que no se ve), “pero se trata de una labor complicada toda vez que se ha solapado desde las familias y las anteriores administraciones”. Luego ya, apoderado del micrófono de profesor de moralidad, dijo que las personas que se atreven a atentar contra la vida de una mujer no surgen de un año para otro, «no vienen de la Cuarta Transformación, sino de una cultura de agresión desde las propias familias, sin que fueran sancionados”, y acaso tiene razón, pero la obligación del Estado es imponer sanciones, lo que no ha ocurrido con Félix Salgado Macedonio y Huerta Ladrón de Guevara y si, en cambio con Rogelio Franco Castán.

SEGÚN DATOS del Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres, de Enero a Agosto de este año se han registrado 436 desapariciones de mujeres y 62 feminicidios en el Estado de Veracruz. En la más reciente actualización se detalla que solo en julio y agosto, en la región norte se tienen 32 desapariciones; en centro 79 y sur 17; en total, en estos últimos dos meses hubo 128. Entre los municipios con más casos está Veracruz con 20 casos y Xalapa con 18. Otros municipios son Córdoba con cinco; Martínez de la Torre cinco; Papantla cinco; Boca del Río cinco; Tuxpan cuatro y Poza Rica con cuatro. Además, Banderilla con tres; Orizaba tres; Coatzacoalcos, tres y Tecolutla tres, entre otros. De los 128 casos de desaparición, 67 son menores de edad; 55 son personas adultas; cinco adultas mayores y en un caso no se especifica. Respecto a los feminicidios; en los últimos dos meses hubo 16, tres se registraron en la zona norte; cinco en la región centro y ocho en la región sur. Entre los municipios que han registrado casos está Coatzacoalcos con dos y Orizaba, Zongolica, Tlacotalpan, Coatepec, Boca del Río, Coatzintla, Hueyapan de Ocampo, Ixtaczoquitlán, Pánuco, San Andrés Tuxtla con un caso. Otros lugares donde también se ha registrado un feminicidio son Las Choapas, Temapache, Cosamaloapan y Soteapan. En cuanto a las edades, 11 de las víctimas eran adultas, una adulta mayor y en cuatro casos no se especifica. Y todo esto en los meses más recientes del Gobierno de Cuitláhuac García. Así las cosas…OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.