Delia González Cobos

Delia González Cobos
Delia González Cobos FOTO: WEB
- en Opinión

Salvador Muñoz / ¿Qué se puede encontrar el Orfis, muy aparte de las observaciones propias que hay en la revisión de los entes fiscalizables? Podría comentar dos cosas: 

1.- Falsificación de documentos, que dan lugar a que ya se estén cocinando las respectivas denuncias contra algunos ayuntamientos por pretender “pasarse de listos”… 

2.- Por supuesto, también ocasionar molestias y por allí uno que otro reclamo, no directo, sino por ahí dejado en corrillos o hasta en la prensa… pero que no le quitan el sueño a la Auditora Delia González Cobos, quien después de estar en la Procuraduría Fiscal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el Servicio de Administración Tributaria así como en la Asamblea Legislativa como en la Cámara de Diputados federal, ya está más que curtida, sobre todo cuando se podría decir que con todo este tramo recorrido en el servicio público de las grandes ligas, se habla de tú con personajes como Cuauhtémoc Cárdenas, Marcelo Ebrard y hasta con Andrés Manuel López Obrador, porque de un modo u otro, su desempeño laboral los hizo acercarse… 

II 

A Delia González Cobos bien se le podría aplicar aquel dicho que reza: “Ten cuidado con lo que pides, porque se te puede cumplir…” 

Allá por 2015, trabajando en la Ciudad de México, simplemente soltó en voz alta un “Quiero volver a Veracruz…”, pero ella lo dijo en función de que ya tenía muchos años que un día salió del terruño para concluir sus estudios en la Ciudad de México y allá se quedó… lo que su pensamiento “ad alta voce” pretendía era expresar volver a Lerdo de Tejada para descansar, retirarse de la actividad… alguien a la semana le dijo “Te necesitamos en Xalapa” y su deseo, de cierto modo, se cumplió. Fue así que Delia regresó a un punto medio entre el terruño que la vio nacer pero también, con la mirada hacia la Ciudad de México, donde sus tres hijos hacen su vida. 

–¿No es casada?
–Mi esposo no aguantó que no llegara a la casa a dormir… 

Así define Delia González su entrega al trabajo, de 24×7 si es necesario. 

Le apasiona la abogacía, las leyes y sobre todo su cumplimiento. Una mujer que sabe lo que es la Cultura del Esfuerzo porque así se lo inculcaron sus padres, la señora Isabel y don Aneano, quien tenía un sueño: tener un hijo o hija abogado… Sabina, es Contadora; Francisco, Ingeniero; ella, el sueño cumplido de un obrero del ingenio San Pedro, que allá en Lerdo de Tejada, un día vio a su hija salir a Veracruz a los 14 años para hacer la secundaria y la prepa, así como iniciar la carrera de Leyes, que al final concluyó en la UNAM, en la Ciudad de México. 

III 

Son 42 escalones los que diariamente sube la auditora Delia González Cobos para entrar a su oficina. 

Cuenta que tiene un gran equipo de trabajo y debe serlo… en un maremagnum en el que se encontró Veracruz entre elecciones y pandemia, acaban de sacar las cuentas públicas 2019 hace casi dos meses y este miércoles, la 2020, y con ello, se normalizan los tiempos del Orfis. Sí, de cierto modo fue complicado, porque hubo casos en que se acudía al Palacio Municipal y se encontraban que estaba cerrado por motivos sanitarios. De cierto modo lo entendieron porque allí, en el mismo Orfis, sufrieron en carne propia los estragos de la Covid… tose un poco pero me tranquiliza… se acaba de hacer el examen y salió bien. Su cara refleja la tranquilidad de la misión cumplida, pero ahora vienen dos asuntos a tratar: 

1.- La investigación y sustanciación para proceder a las denuncias contra los entes fiscalizables que lo ameritan 

2.- Buscar los modos de acortar los tiempos de la fiscalización, en aras de evitar triquiñuelas, como ésa de meter documentos falsos… tiene confianza de hacerlo porque de cierto modo, la tecnología que reina en estos tiempos modernos simplemente hacen imposible pensar que no se pueda hacer… 

Observa a través de la ventana… sabe que su actuación puede generar ciertas molestias, ciertos reclamos y los entiende, ya está curtida y en las grandes ligas allá en la Ciudad de México… 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.