Atención a periodistas

CEAPP
Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) FOTO: WEB
- en Opinión

Sergio González Levet / Desde su fundación en la era ginista, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas ha estado en el ojo del huracán, en los dimes y diretes, en el señalamiento de parte de los colegas veracruzanos, que no se sentían realmente atendidos y menos protegidos.

(La era ginista… Saludo al compañero Trujyper, que en la era de la poderosa coordinadora de Comunicación Social, cuando la veía pasar exclamaba: “¡Ahí va Gina!”).

Pero cuando nació la Comisión, el problema es que fue diseñada para que no pudiera resolver a fondo el problema para el que estaba siendo creada.

Y todo porque la intervención de la CEAPP solo puede ser de acompañante en las quejas y posibles remedios de las broncas que aquejan a los a comunicadores en el ejercicio de su profesión.

Entre desilusiones y desengaños de los miembros de su clientela, la Comisión ha pasado más de una década con la mala sospecha de que es un elefante blanco que no sirve para maldita la cosa

Tendría que darse una transformación legal a fondo de ese organismo público para que tuviera atribuciones que le permitieran operar con mayor eficacia.

Bueno, mientras eso se da, la CEAPP se conformó recientemente con un elemento que es indispensable para su buen funcionamiento y aceptación entre el gremio: la inclusión de periodistas y activistas sociales reconocidos, que garantizan cuando menos la buena actitud de la directiva a la hora de intentar resolver cualquier dificultad que le presentan los chicos de la prensa.

Silverio Quevedo Elox, Tulio Moreno Alvarado, Iván Gidi Blanchet e Israel Hernández Sosa -por mencionar a los más conocidos y con trayectoria más distinguida- han llegado a mejorar el trato y los resultados de las gestiones auxiliadoras en pro de los tundeteclas de todo el estado.

Y eso resulta mucho más gratificante en esta época tan complicada para quienes tratan de ejercer el oficio de contar la realidad.

Tan sólo para dar un dato revelador del esfuerzo, la Comisión bien usó su magro presupuesto para apoyar, durante el mes de agosto, a 27 reporteros que enfrentaron problemas de salud, desde enfermedades crónico-degenerativas hasta el peligroso mal causado por el coronavirus, flagelo mayor de nuestra época.

Paso a paso, la CEAPP ha ido ganando la confianza de los destinatarios para los que fue creada.

Eso siempre se reconoce, por tanto que hacen falta sus servicios.

Y más ahora…

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.