De reses y carniceros

Carniceros
Miguel Ángel Yunes Linares y Rogelio Franco Castán FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio. 

Otro error de comunicación en el gobierno estatal: No son las autoridades del Sector Salud las encargadas de informar sobre las condiciones físicas del inmueble que alberga, en el cerro Macuiltepec, de Xalapa, el Centro Estatal de Cancerología (Cecan). *** Es la Secretaría de Protección Civil la que debe dar un dictamen técnico sobre las causas de las fuertes vibraciones que ese nosocomio manifestó la mañana de este miércoles y que provocaron que los pacientes fueran evacuados y reinstalados en otras áreas de la capital veracruzana. *** La Secretaría de Salud salió muy pronto a descartar la peligrosidad del evento, pues advirtió que se trataba de “cuarteaduras leves, apenas perceptibles” y no grietas, como se llegó a mencionar. Lo que en el idioma de la 4T significa: “Es verdad, pero se exagera”. *** La propia Secretaría de Salud reconoce que Protección Civil “continúa evaluando el inmueble y mediante un dictamen determinará si existen daños a la estructura o descartan esta posibilidad, lo que se reportará en su momento”. *** El personal de Salud, por supuesto, no es experto en ese tema, no saben de lo que en arquitectura se conoce como “fallas ocultas” y, por lo tanto, no se debió apresurar a descartar daños más graves. *** Sentido común.

* * * 

Es una frase recurrente en la política mexicana: “Los carniceros de hoy serán las reses de mañana”.

Los delitos que el Código Nacional de Procedimientos Penales considera, en su artículo 167, como aquellos que “ameritan prisión preventiva oficiosa” son los de homicidio doloso, genocidio, violación, traición a la patria, espionaje, terrorismo, sabotaje, corrupción de menores, tráfico de menores, delitos contra la salud, abuso o violencia sexual contra menores, feminicidio, robo a casa habitación, ejercicio abusivo de funciones, enriquecimiento ilícito y robo al transporte de carga.

De todos ellos, acaso el único que le pudieron haber intentado atribuir a Rogelio Franco Castán –en el afán de mantenerlo en la cárcel- es el de “ejercicio abusivo de funciones”, pero dicho precepto jurídico establece que comete ese delito:

I.- El servidor público que en el desempeño de su empleo, cargo o comisión, ilícitamente otorgue por sí o por interpósita persona, contratos, concesiones, permisos, licencias, autorizaciones, franquicias, exenciones o efectúe compras o ventas o realice cualquier acto jurídico que produzca beneficios económicos al propio servidor público, a su cónyuge, descendiente o ascendiente, parientes por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado, a cualquier tercero con el que tenga vínculos afectivos, económicos o de dependencia administrativa directa, socios o sociedades de las que el servidor público o las personas antes referidas formen parte.

Y II.- El servidor público que valiéndose de la información que posea por razón de su empleo, cargo o comisión, sea o no materia de sus funciones, y que no sea del conocimiento público, haga por sí, o por interpósita persona, inversiones, enajenaciones o adquisiciones, o cualquier otro acto que le produzca algún beneficio económico indebido al servidor público o a alguna de las personas mencionadas en la primera fracción.

No es el caso del exsecretario de Gobierno, a quien –estando recluido por el presunto delito de “ultrajes a la autoridad”- se le giró una orden de aprehensión, ahora por su presunta responsabilidad en los delitos de extorsión, abuso de autoridad y delitos contra la procuración y administración de justicia, ninguno de ellos calificado como “grave” o incluido en la relación de delitos que ameriten prisión preventiva oficiosa.

Así pues, aunque el juzgador considerara sólidos los argumentos de la fiscalía y decidiera vincular a proceso a Rogelio Franco, éste estaría en su derecho de seguir su defensa desde la libertad y, por lo tanto, estaría en condiciones de asumir el cargo de diputado federal el próximo primero de septiembre.

Claro que la Fiscalía podría solicitar la medida preventiva de prisión “justificada”, esto es, cuando se demuestra que existe el riesgo de que el imputado se sustraiga de la acción de la justicia, esto es, que se dé a la fuga; o que esté en posibilidades de obstaculizar la investigación, o represente una amenaza para la víctima o testigos.

Todo esto, por supuesto tendría que ser bien sustentado por la Fiscalía.

Por otra parte, el exabrupto de Miguel Ángel Yunes Linares -al expresar en sus cuentas de redes sociales que el actual gobierno estatal promueve acciones penales contra funcionarios de su administración y argumenta que la acusación que pesa sobre ellos es que hayan participado “en la recuperación de recursos económicos y bienes que fueron entregados por colaboradores y cómplices de Javier Duarte para ser incorporados al patrimonio de Veracruz, de donde habían salido”- no es más que la confirmación de que el exgobernador ya percibió que el incendio de la casa vecina podría alcanzar la propia.

“Es una injusticia y también una clara manifestación de complicidad con quienes saquearon a Veracruz y lo llevaron a la mayor crisis de su historia”, afirma Yunes Lnares sobre la permanencia en prisión de Rogelio Franco y Bernardo Segura. “Son presos políticos, no delincuentes. La historia pondrá a cada quien en su lugar”.

Una cosa no justifica la otra, pero no está de más recordar –y en este espacio se consignó de manera puntual- que justo ese era el método de Miguel Ángel Yunes para mantener a sus enemigos en la cárcel, todos ellos ya en libertad, no producto de alguna componenda, sino porque los procesos en su contra eran claramente irregulares.

Y eso de la “recuperación de bienes” ya ha quedado demostrado que fueron vulgares actos de extorsión, con amenazas en contra de la integridad de las familias de los procesados, hechos en los que le podría resultar responsabilidad al exgobernador, por autoría intelectual.

Tan mal actuó el gobierno de Yunes Linares contra sus enemigos, como lo está haciendo el de Cuitláhuac García, quien incluso antes del inicio de su mandato aclaró que él no metería a nadie a la cárcel:

“Los jueces serán quienes sigan los procesos de los exfuncionarios de Duarte o cualquier otro. No está entre mis funciones meter a nadie a la cárcel, no está en las facultades del Ejecutivo, no llego con ese ánimo ni voy a mentirle a la gente”, afirmó en julio de 2018, ya como gobernador electo.

¿Qué papel jugará en todo este circo el Poder Judicial de la Federación? 

* * * 

Epílogo. 

“Proyecto Inocencia avanza. Ayer estuvimos en Tamiahua, con Citlali Medellín, aliada del Proyecto Inocencia, que busca la liberación de indígenas de cárceles veracruzanas y de mujeres que están ilegalmente detenidas”, publicó el doctor Tomás Mundo en su cuenta de Twitter. *** En efecto, este proyecto que tiene como objetivo liberar a indígenas inocentes, que se encuentran en prisión por la falta de una debida defensa, pagando por delitos que no cometieron. *** Tomás Mundo reconoció el importante avance logrado con la decisión del Presidente López Obrador, de otorgar la libertad a personas con 75 años de edad o más, que hayan cometido un delito no considerado grave. *** Tomás Mundo recordó que trabaja en el Proyecto Inocencia y han detectado a 530 indígenas en cárceles de Veracruz, la mitad de ellos procesados, lo que quiere decir que al menos 270 podrían obtener su libertad o enfrentar su proceso en libertad. *** Con la tercera ola de Covid-19 México llegó a los 3 millones 020 mil 596 casos acumulados, luego de que la Secretaría de Salud registró 22 mil 711 nuevos contagios en las últimas 24 horas. *** El número de fallecimientos ascendió a 246 mil 203, tras notificarse 727 nuevos decesos, el segundo día consecutivo en el que se registran más de 700 muertes provocadas por esta enfermedad. *** La epidemia activa está conformada por 137 mil 052 casos de personas que han presentado síntomas de Covid-19 en los últimos 14 días, de acuerdo con estimaciones de las autoridades sanitarias. *** A inicios de agosto la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicó que el 67% de los contagios registrados durante las últimas ocho semanas en México son de la variante Delta de Covid-19, con la cual también se ha detectado un mayor impacto en menores de edad. *** La Secretaría de Salud aplicó 781 mil 021 vacunas contra Covid-19 el martes 10 de agosto, para llegar a un total de 73 millones 771 mil 750 dosis suministradas a nivel nacional desde que inició el plan de vacunación en diciembre de 2020. *** De las 51 millones 914 mil 599 personas inoculadas, 28 millones 011 mil 649 cuentan con esquema completo y 23 millones 902 mil 950 personas esperan la aplicación de la segunda dosis.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.