Ahora me toca a mí

Turno
Ahora me toca a mí FOTO: WEB
- en Opinión

Salvador Muñoz / Veracruz parece un Estado que vive de las elecciones… no hay respiro y si lo hay, debe ser con cubrebocas. Ya tenemos en puerta las elecciones del PAN, donde todo indica que Joaquín Guzmán Avilés ha de  buscar la reelección, mientras que por el lado de la militancia no convencida de la labor del Chapito al frente de los suspiritos azules, tres damas sacan la cara para contender: Lety López Landero, Mayra Cortés y Mariana Dunyaska… falta definir quién será la buena. En tanto, Tito, Cambranis y los Yunes son la otra fuerza a buscar la batuta “bleu” y al igual que la tercia anterior, no se define si será Tito o Chiquis el bueno.

Otra elección en puerta es la del PVEM… bueno, escribir “Elección” es un decir porque con la incursión al Palacio de Encanto por parte de Marcelo Ruiz Sánchez, aunado a que acaba su periodo (“por fin”, dicen sus malquerientes), todo está cantado para que el Tucán se jubile y entre el Cisne a enarbolar el logo del Partido Verde Ecologista.

Bueno, ¡no dicen que hasta en Morena pueden llamar a elección de dirigente con eso de que Esteban Ramírez está de encargado!

¡Vamos! Y qué decir de nuestra Máxima Casa de Estudios, que dicho sea de paso, tal como la pintan muchos aspirantes a la Rectoría, más bien parece Mínima Casa de Estudios. En menos de un mes se sabrá si hay Rector o Rectora, y bien aquí vale un comentario: ¿tres mujeres buscando el cargo que Sarita dejará contra 10 varones?

Han de disculpar, pero con dos periodos como rectora ¿no pudo empoderar a las académicas para que mínimo, fuera micha y micha contendiendo por el edificio de Lomas del Estadio? En fin… quizás no sea tan errónea la visión de la mayoría de los aspirantes a la Rectoría.

Total que cuando pensamos que ya nos vamos a desintoxicar de elecciones, en las redes sociales empezó a generarse un movimiento interesante que nace en el Palacio de Encanto… Se trata de la elección del nuevo Comité Ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Legislativo del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, el que por cierto, ya lleva más de una década en manos de Pepe (para los amigos), José de Jesús Rodríguez Hernández y quien de nueva cuenta, busca repetir en el cargo.

Lo interesante de esta elección empieza cuando un lema en las redes sociales llamó mi atención: “Ahora me toca a mí… ¿qué puedo hacer por ti?”

Es el lema de la Planilla Verde, la contraparte de Pepe, quien encabeza la Planilla Unidad y Experiencia.

El mensaje de la Planilla Verde es contundente y dirigido a dos, me queda claro:

La primera parte, dirigida a Pepe, el actual dirigente sindical; la esencia del mensaje en un momento en el que el deseo de renovación y cambio está latente en el espíritu ciudadano. Una especie de “Siéntese que ya bailó” o “Quítate tú pa’ ponerme yo” o “¡Ya chole!”

La segunda parte, al agremiado, en actitud de servicio, que no de servirse.

La Planilla Verde está representada por José Antonio Santamaría Suárez acompañado de Antonia Aguilar Rebolledo; mientras que por la Planilla Unidad y Experiencia, Pepe y Teodora Blanco González.

Dentro de todo este conjunto de elecciones que nos rodean en sus distintas modalidades, las que han de resolverse pronto, serán las de la UV, cuando el lunes 30 de agosto, a las 14 horas, la Junta de Gobierno dé a conocer el resultado del proceso de designación con la publicación del nombre de la persona que habrá de ocupar la Rectoría del 1 de septiembre de 2021 al 31 de agosto de 2025; mientras que el tres de septiembre, se estará dando a conocer quiénes conformarán el Comité Ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Legislativo del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave.

Independientemente de quién gane o a quien se designe, lo cierto es que el lema de la Planilla Verde es un grito, un clamor, quizás hasta una necesidad, no sólo en la disputa en el Palacio de Encanto, igual en la UV, también en el PAN, quizás en el Verde, o en Morena… porque en la sociedad, en algunos municipios o distritos, no fue posible decir “Ahora me toca a mí… ¿qué puedo hacer por ti?”

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.