El aprendiz

Aprendiz
Como se convirtieron en tiranos FOTO: NETFLIX
- en Opinión

Virginia Durán Campollo /

En homenaje a mi madre, en su cumple.

En el excelente documental de Netflix titulado “Como se convirtieron en tiranos”, manual para tomar el control, se puede observar la técnica que han utilizado los dictadores para imponerse. Un manual para tomar el control. Desde los grandes como Hitler, Mussolini, Idi Amín, Fidel Castro y demás sátrapas de la historia. Quienes llegaron con el engaño de bienestar para su pueblo y después se adueñaron de sus mentes y voluntad. Historias de terror, pues para imponerse asesinaron, robaron y mintieron. Mentes incluso demoniacas, pues no puede ser sano que un mandatario lleve a la pobreza y manipulación a millones de seres enajenados, que cegados les siguen hasta que su despertar es bastante amargo. La supuesta prosperidad se convierte en hambre, desempleo, enfermedades, sometimiento y extinción. Esa de que hablan los campos de exterminio de la Alemania nazi. Emplean un ejercicio de precisión política, económica, social y de creencias religiosas. Con un claro adiestramiento del manejo. Intervención en la conducción de los medios de comunicación, el ejército, los empresarios y seguidores cegados por el fanatismo.

*** Terminar con la prensa crítica, organismos civiles independientes, unificar al ejército, marina, guardia civil para tener el mando a través del miedo. La manifiesta necesidad de ser el estado, ellos mismos. Quebrantar al pueblo que confió y permanecer en el millonario negocio, con los grandes empresarios afines y los poderosos narcos. Adoctrinar con la educación, culpar a los gobiernos pasados y con una publicidad millonaria entrar en las mentes y manipularlas. AMLO es un aprendiz de ello y ahí va encaminándose, pero tiene un punto débil. Aquellos estuvieron rodeados de elementos de gran inteligencia, ingenio, creatividad. MORENA no los tiene. Su gabinete es gris, mediocre, omiso. No hay un posible sucesor de valor, aun cuando la oposición está limitada. Sin un Goebbels, Farinacci o un Córdoba Montoya, Patricio Chirinos. Son entes sometidos, sin personalidad política, argumentos, credibilidad. Ni un gobernador que presumir. Al principiante de dictador, se le ve frustrado. Disminuido como mandatario. Se gastó su capital político. La corrupción de su familia y cercanos, es ya imposible de ocultar. La soberbia, prepotencia, desprecio les distingue.

*** Y para las agruras del mole…usted sabrá que tomar. Hasta la próxima.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.